Inicio Blogs Álvaro Quirós Un gran primer balance y una curiosidad sobre los wedges

Un gran primer balance y una curiosidad sobre los wedges

Compartir
Álvaro Quirós en el Abu Dhabi HSBC Championship 2019. © Golffile | Fran Caffrey
Álvaro Quirós en el Abu Dhabi HSBC Championship 2019. © Golffile | Fran Caffrey

Dentro de dos semanas volveré a la competición en Omán, pero antes quería compartir con todos los lectores de Tengolf cuáles han sido mis sensaciones en este intenso arranque de 2019, con los tres torneos de Abu Dhabi, Dubai y Arabia.

Lo primero que me viene a la cabeza, incluso más allá de los resultados y de ese tercer puesto en Dubai, es que el balance ha sido muy bueno. Por varias razones y una sobre todas las demás: no he tenido sensaciones técnicas malas. O dicho de otro modo, para que se me entienda mejor: he fallado golpes, seguro que sí, he fallado calles, pero todo ha ocurrido pegándole de verdad a la bola, sin estar cohibido o agarrado al palo, que ha sido mi gran problema durante buena parte de los últimos años.

Tengo que reconocer que me dio rabia no pasar ese tercer corte consecutivo en Arabia. Más que nada por la confianza que da seguir sumando semanas enteras y porque el juego seguía ahí. Y también porque en esta temporada 2019, antes de Arabia, había pasado tres cortes en cuatro torneos, unos números de regularidad en los que desgraciadamente no me había movido en años.

Fallé el corte porque no llegué a adaptarme a aquellos greenes, no supe leerlos y creo que sumé 34 putts el primer día y treinta y tantos el segundo… Los dejaba todos cortos. Con todo, aún estuve luchando hasta el último hoyo. Así que cuando regresaba de vuelta a casa yo mismo me daba cuenta de que no estaba tocado, sino más bien reforzado.

Álvaro Quirós durante el Omega Dubai Desert Classic 2019. © Golffile | Thos Caffrey
Álvaro Quirós durante el Omega Dubai Desert Classic 2019. © Golffile | Thos Caffrey

Ahora toca trabajar estas semanas en algunas cosas. Por ejemplo, con los wedges. En Abu Dhabi no aproché bien, en Dubai me sentí mejor y en Arabia aún más cómodo. Sobre los wedges, os cuento una curiosidad: Chema Olazábal siempre me había dicho que él siente que con los wedges sin cromar (esos que parecen como oxidados) se frena mejor la bola, se pellizca mejor y  me he dado cuenta de que así es. Por eso, ya tengo listo, aquí en casa, mis nuevos wedges sin cromar. Lo importante, en todo caso, fue aquella pequeña modificación en el ‘lie’ de estos palos que hicimos en Dubai y que me ha ido muy bien.

El único objetivo más o menos claro que sí me he puesto es el de meterme en la Final de Dubai a final de año

Sentir que puedes ser competitivo cualquier semana me hace ver las cosas de otra manera, mucho más positiva, pero no quiero ponerme objetivos o llenarme la cabeza de pájaros. El único objetivo más o menos claro que sí me he puesto es el de meterme en la Final de Dubai a final de año, un torneo que no juego desde hace siete temporadas. De hecho, la última vez que lo jugué fue cuando lo gané, en 2011…

Los siguientes torneos que tengo son Omán y Qatar seguidos. Después, con una semana de intervalo, tengo que ver si me meto en Malasia y, si es así, lo jugaría y a continuación iría a la India. Ya os seguiré contando cómo van las cosas.

Consulte aquí todos los blogs de Álvaro Quirós

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here