Inicio Blogs David Durán La insoportable levedad del golf (capítulo MDCXXI)

La insoportable levedad del golf (capítulo MDCXXI)

Compartir
Adam Scott en el AT&T Pebble Beach Pro-Am. © Golffile | Eoin Clarke
Adam Scott en el AT&T Pebble Beach Pro-Am. © Golffile | Eoin Clarke

– Adam Scott fallaba el corte esta semana en el AT&T y ha salido del top-50 del mundo por primera vez desde marzo del año 2010. Va a tener que luchar duro en Riviera esta próxima semana para rebotar hacia arriba y meterse en el WGC de México… Hace justo dos años, en este mismo tramo de la temporada, quedaba segundo en Rivera y acto seguido ganaba el Honda y el WGC Cadillac en Doral con una prestancia y una superioridad insultantes. Iba disparado hacia el número 1 del mundo y nadie iba a poder pararlo…

– Adam Scott lleva unos cuantos meses algo decaído en su juego. Falló un corte en Australia en su último torneo de 2017, quedó el 50º en el HSBC, apenas tuvo presencia en los play offs de la FedEx Cup 2017… Pero, ¿alguien se atreve a enterrarlo?

– ¿Alguien se atreve a enterrar a Phil Mickelson, que en junio cumplirá 48 años, pero que está jugando con la ilusión de un neoprofesional y el saber estar de lo que es, un gran campeón?

El chip perfecto de Phil… dentro de green

– Y ya que estamos con Mickelson. ¿No es absurdo que no haya sido número 1 mundial siquiera una semana en su carrera? Es cierto que se encontró muchos años con el muro infranqueable de Tiger, pero también lo es que de unos años a esta parte se han sucedido los nombres en el trono y nunca aparecía el suyo, por unas cosas u otras… Valoremos por tanto las opciones de Rahm en este apartado, pero sobre todo no perdamos la paciencia ni demos nada por hecho.

Jordan Spieth en la jornada final en Pebble Beach. © Golffile | Eoin Clarke
Jordan Spieth en la jornada final en Pebble Beach. © Golffile | Eoin Clarke

– Todos queríamos y queremos patear como Jordan Spieth, pero resulta que el texano no se había caído de pequeño en la marmita, como Obélix, y ahora atraviesa por una pequeña-gran crisis en los greenes. Todos los caminos llevan a Augusta: allí nos veremos a la hora de la verdad con Scott, con Spieth, con Mickelson… Y con Sergio, claro.

VÍDEO | Jordan Spieth se llevó un señor susto ayer en Pebble Beach

– Ted Potter aparece un día, te hace un 62 en Monterey y acto seguido supera al Número 1 del mundo en el partido estelar del domingo en Pebble Beach para conseguir su segunda victoria en el PGA Tour. Lo hace casi seis años después de la primera y algo más de cuatro desde que se partiera el tobillo derecho…

Ted Potter Jr. y Dustin Johnson en la ronda final en Pebble Beach. © Golffile | Eoin Clarke
Ted Potter Jr. y Dustin Johnson en la ronda final en Pebble Beach. © Golffile | Eoin Clarke

– Ocurren este tipo de cosas y sólo entonces te enteras de que alguien como Russel Knox había declarado en su día que no había jugado nunca con nadie con más talento que Ted Potter… Te enteras también de que a Potter le gusta bien poquito trabajar duro en la calle de prácticas, pero que cuando se pone serio y disciplinado enseguida traduce el trabajo en buenos resultados… Es un jugón, de los que leen bien el juego, de esos que saben ‘jugar bien al juego del golf’, con más de cincuenta triunfos en torneos de dos y de cuatro días en los mini tours profesionales norteamericanos. Un fantástico verso suelto que, eso sí, en sus primeros saltos al Web.com (años 2004 y 2007) no dejaba de firmar tarjetas de setenta y muchos y de ochentas… “No sé qué pasaba entonces entre mis dos orejas, pero algo cambiaba”, señalaba ayer.

Matteo Manassero. © Golffile | Thos Caffrey
Matteo Manassero. © Golffile | Thos Caffrey

– Gary Woodland, ganador en Phoenix y febrilmente deseoso de meterse en la Ryder, se quedaba fuera del corte en Pebble Beach. Igual que Rory, cuyo regreso parecía poco menos que imperial. Lo que hemos dicho tantas veces: todo va y viene, el golf es leve y delicado. Todo, menos la única verdad inmutable: Matteo Manassero no cumple años (¿se puede alguien creer que todavía tenga 24?).

Consulte aquí todos los blogs de David Durán

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here