Inicio Blogs Gonzalo Fernández-Castaño Una variable en mi swing hasta ahora desconocida…

Una variable en mi swing hasta ahora desconocida…

Compartir

¡Hola a todos! Ha pasado mucho tiempo desde la última vez que os escribí, aunque como habréis podido comprobar tampoco había mucho que contar en el aspecto golfístico. Sin duda uno de los peores inicios de temporada de mi carrera profesional: diez torneos jugados y sólo tres cortes pasados. Si a eso le unimos los cuatro torneos que jugué en otoño pasado, puntuables también para este año 2015, el comienzo de temporada no ha podido ser mas decepcionante.

Durante las primeras semanas del año mi juego de tee a green nunca estuvo a la altura. Si a eso le añades un pobre rendimiento en los greenes, la combinación es mortífera: sufriendo semana tras semana para pasar el corte, y cuando lo conseguía, ¡”a la cola Pepsi-cola”! Tras mucho trabajo en el swing con Randy, las últimas semanas he pegado mejor a la bola, pero mi putt no me ha permitido reflejarlo en los resultados. Y es que el putt está siendo mi talón de Aquiles en lo que va de año y más me vale enderezarlo de una vez por todas si quiero darle la vuelta a mi temporada. Si no, va a ser muy difícil…

Tras los cambios que hice con Randy a finales del año pasado, en mi swing tengo una nueva variable hasta ahora desconocida: el hook. En todos mis años de profesional nunca he sido hookeador. Yo siempre he sido de fallar por la derecha y al empezar a fallar por la izquierda, estaba creando una inseguridad tremenda a la hora de pegar a la bola. Parece que fue en el torneo de Palm Beach donde conseguimos aminorar los efectos, y finalmente en Houston donde dimos con la tecla y logramos erradicarlo. Una pequeña modificación en el cambio de peso del inicio de la bajada y parece que las cosas empiezan a encauzarse. En Houston pegué muchísimo mejor a la bola, una lástima los últimos nueve hoyos del domingo, si no podría haber conseguido mi primer top 20 de la temporada. Pincha aquí para leer más.