Inicio Grandes Circuitos La rodilla, el Kenya Open y el plan para 2019

La rodilla, el Kenya Open y el plan para 2019

Compartir

Hola a todos. Os escribo recién llegado de Sotogrande donde he pasado una semana entrenando. Menuda semana de tiempo ha hecho, y qué lujazo practicar en el golf de Sotogrande. ¡Qué greenes! Y qué condiciones para practicar. Inmejorables. Muchas gracias al club por su trato.

Llevo ya unas semanas haciendo swings sin escuchar prácticamente a la rodilla quejarse. Sólo duele cuando estoy en el gym haciendo diversos ejercicios y cuando termino de correr, pero es algo normal. Hace pocos días hice una segunda resonancia para ver cómo iba mi menisco y ¡según el doctor está estupendo! Como solemos decir en jerga de colegas: ¡cojonudo!
Son ya casi cuatro meses sin competir y se echa de menos la verdad, cuando tienes el cuerpo habituado a la adrenalina de la competición es difícil abandonarla. Aunque he aprovechado todo este tiempo para hacer cosas distintas, refrescar el coco con algún combinado (jajajja) y ¡desconectar por completo del golf!

Por un lado estoy impaciente por volver a sentir los nervios de un torneo, pero por otro no tengo ninguna prisa, el año luego se hace muy largo y mi prioridad estas semanas es poner la rodilla como estaba antes de la lesión en cuanto a músculo y sensaciones. Todavía no puedo doblarla del todo y la siento algo rara pero cuando voy a dar un driver a todo trapo no se queja, ¡así que vamos a ver el vaso muy lleno!

No me puedo olvidar del doctor Domingo Delgado y su equipo de fisioterapeutas (Pedro Ballesteros, curioso que se llame como yo, y se apellide como Seve, que tantas alegrías me ha dado su visera) por su cuidado desde el minuto uno de la lesión. ¡Unos profesionales increíbles! Todo ha salido estupendo y mi evolución ha sido buenísima. ¡Gracias, equipo!

Lo más seguro es que vuelva a la competición en el Open de Kenya a mediados de marzo. Había pedido invitación para Omán o Qatar, ya que el Tour Europeo suele ayudar con casos de lesión y mi correspondiente ausencia en la escuela/algunos torneos en diciembre, pero finalmente no ha podido ser.

Serán cinco meses sin competir, sé que estaré un poco pez al principio (¡o no!) pero empezaré sin expectativas, sólo la de volver a disfrutar compitiendo y poco a poco iré entrando en materia.

Mi plan este año será jugar lo que entre del Tour Europeo (calculo que poco más de diez) y cuando no, jugar el Challenge, que espero mejore el calendario en una semanas porque ha empeorado muchísimo respecto a cuando jugué en 2017. El European Tour lo tiene un poco olvidado, pero ese es otro tema.

Todos los artículos de Pedro Oriol

A lo mejor es un poco arriesgado compaginar ambos circuitos, podéis pensar, pero creo que tengo calidad suficiente para poder hacerlo y que salga bien. Y puedo jugar con un poquito más de tranquilidad al tener exención para jugar la final de la escuela en 2019, aunque espero sinceramente no tener que jugarla.

Obviamente, según vaya jugando a principio de temporada la decisión de jugar un circuito u otro puede cambiar. Lo que no va a cambiar es mi objetivo, que será volver en 2020 al Tour Europeo.

¡Hasta pronto!

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here