Inicio Blogs Pedro Oriol Rafa Nadal y las dudas

Rafa Nadal y las dudas

Compartir
Pedro Oriol. © Golffile
Pedro Oriol. © Golffile

La duda, esa enemiga fiel de muchos momentos dentro y fuera del campo de golf, en muchas situaciones, nos hace explorar otros límites y romper nuestras fronteras personales para alcanzar lo que realmente queremos. Es un proceso continuo y sin fin. Siempre hacia delante para mejorar como persona, como golfista. La necesitamos para darnos cuenta de que hay otro camino.

La fe tiene valor en medio de la duda. Hace poco leía estas declaraciones de Nadal tras ganar su décimo Roland Garros: “Cuando tienes dudas buscas hacerlo mejor, tener más intensidad, más motivación, y eso te permite mostrar humildad. De lo que no dudo es de que para mejorar hay que trabajar. Pero seguiré teniendo dudas…”.

Increíble, después de su gesta, cómo hace ver que las dudas siguen ahí pero su fe es mucho mayor. El potencial sin eso no es nada. Qué grande es Nadal.

Así que…

Estas últimas semanas de torneos sólo puedo hablar de cosas positivas. He vuelto a disfrutar en un campo de golf, he dado y he luchado lo mejor que sé. Los pensamientos limitantes y cortantes han tenido mucha menos fuerza que la fe, seguridad, disfrute y confianza en mí mismo. Al final, esto es éxito personal para mí. Con entrega y sin desfallecer. Y que algún día me pueda sorprender.

Lo del éxito o el fracaso es muy relativo. He podido ganar en Bélgica en el KPMG Trophy, pero al final de la jornada estaba igual de contento que si hubiera aparecido en la fotito de turno con el trofeo. Pero no existe el todo perfecto, yo lo había dado todo y había terminado de la mejor manera sabiendo que un eagle me hacía quedar segundo en solitario. Esto es un triunfo.

Con estos resultados de estas últimas semanas prácticamente he asegurado mi presencia en el Rolex Trophy de Ginebra en Agosto y consigo meterme pronto en los puestos punteros del ranking de la Road to Omán.

Queda muchísimo año y muchísimos puntos por sumar para conseguir el objetivo de terminar lo más arriba posible en el ranking del Challenge Tour y volver al Tour Europeo, pero más allá de este objetivo final, el objetivo real es seguir por este camino de dar lo mejor, tener paciencia y luchar cada día… Y disfrutar, presente, no hay más. Lo demás vendrá tarde o temprano.

Firmar cada tarjeta sabiendo que has dado todo lo que podías ese día. Estar tranquilo en esa faceta.

También ayuda el trabajo que estoy haciendo con Pepín Rivero y Edu Serrano (ademas de Martin). Mi nuevo equipo de trabajo con el que estoy muy contento y con el que siento van a venir cosas muy buenas. Creo que tengo mucho guardado y puedo sacar mucho más. Todo depende de uno mismo para llegar.

Por último, quería dar las gracias a Marta Figueras Dotti. Muchas gracias coach por todo tu apoyo y entrega estos años. Sin duda me has hecho mejor jugador y has hecho rebuscar en mi interior para ser mejor persona. Eres una gran persona, una gran entrenadora, pero por encima de todo siempre serás una verdadera amiga. ¡Gracias!

Ahora voy a jugar otras tres semanas seguidas: Scottish Challenge, Prague Golf Challenge y el Italian Challenge para volver a desconectar una semana. ¡A por ellas!