Inicio Grandes Circuitos Una cuestión de buen gusto y sentido común

Una cuestión de buen gusto y sentido común

Compartir
Old Tom Morris.
Old Tom Morris.

Tommy Fleetwood abrió la caja de Pandora hace unos días al combinar en la misma frase la palabra chándal y golf. Exactamente, el inglés estaba hablando de sus hijos y planteaba la idea de que si ellos querían jugar al golf en chándal por qué habría que impedírselo. Era una sugerencia, una posibilidad, una puerta abierta a nuevas maneras vestir como parte de un plan más ambicioso de popularizar el golf. No establecía una norma y, ni mucho menos, proponía que desde ahora los profesionales jugaran el Open Championship en calzonas y camisetas de tirantes.

Sin embargo, el revuelo causado por su afirmación fue enorme. Enorme, claro, según la vara de medir vertiginosa y directa que tenemos en la sociedad actual y que son las redes sociales. Los guardianes de la tradición se lanzaron a la yugular de Fleetwood como si hubiera cometido un sacrilegio y rápidamente el debate se extendió como la pólvora. Es magnífico que se hable de esto y de todo, especialmente si el interés último es conseguir que el golf llegue cada vez a más personas, pero a nadie se le escapa que se trata de un asunto difuso y complicado, ya que no hablamos de Reglas universales, sino de costumbres y tradición. Hechos consumados.

Bobby Jones.
Bobby Jones.

El golf no tiene una ropa técnica creada ex profeso, por mucho que las marcas, obviamente intenten taladrarnos la cabeza con ello para aumentar sus índices de venta. Más o menos, a lo largo de la historia, ha sido un reflejo de la moda del momento. Old Tom Morris jugaba con chaqueta, Bobby Jones lo hacía con camisa, bombachos y corbata, Ben Hogan empezó a utilizar el polo, Jack Nicklaus comenzó a introducir un estilo más deportivo y colores más estridentes y Tiger Woods llegó a ganar un Masters de Augusta con camiseta de cuello redondo. Es una evolución social y tratar de rebelarse contra ello es estéril y agotador, además de frustrante. Es igual que ponerle puertas al campo.

Poder jugar en chándal, propuesta de Tommy Fleetwood para el golf

El golf no tiene una vestimenta propia. No hay un uniforme. No todos los golfistas van vestidos iguales, ni hay un tejido propio de nuestro deporte. No es karate, para entendernos. Es más parecido al tenis. Al inicio de los tiempos se jugaba con camisa, pantalón largo y hasta chaqueta y poco a poco ha ido evolucionando hasta ver a tenistas jugando con un pantalón corto de chándal y camiseta sin mangas. Hasta André Agassi jugó en pantalones cortos vaqueros y no pasó nada. No se extendió, pero no porque atentara contra la tradición, sino porque directamente es más cómodo jugar con unas calzonas o pantalón corto deportivo. Se impuso la lógica, que es lo que suele suceder en este tipo de debates.

Ben Hogan.
Ben Hogan.

Estoy convencido de que más de uno se cayó del sofá cuando vio al primer golfista salir a un campo sin chaqueta, sin corbata o sin los bombachos. Pero a día de hoy, no creo que haya muchos defensores de jugar al golf con chaqueta y corbata. Es la evolución.

La clave está en el buen gusto y el sentido común, mucho más relevante en este debate que el de la vista. Jugar al golf supone en muchas ocasiones pasar cuatro o cinco horas de tu vida con una persona a la que no conoces. Aquí, desde mi punto de vista, prima la higiene, la educación y el respeto al prójimo por encima del tejido o la forma de lo que lleves puesto.

Jack Nicklaus.
Jack Nicklaus.

Por otro lado, cada vez se hacen más virguerías con la ropa. Hay algunos que cuando piensan en chándal les viene a la cabeza la prenda de algodón gruesa y con cordones rizados de los años ochenta… Y no, señores, eso no es así. Hay de todo. Convendrán conmigo que hay personas que van más elegantes con una ropa deportiva que otros con traje de chaqueta. Sentido común. Enfrentarse a la evolución es un desgaste innecesario. Hasta que Fred Couples apareció hace seis años en el Masters de Augusta con unas zapatillas, parecía imposible jugar con otra cosa que no fueran unos zapatos de golf con tacos. Ahora, lo raro es ver a un jugador que no lleve zapatillas.

¿Jugar en chándal? Esto opinan los jóvenes de los equipos nacionales…

Dicho esto, obviamente, que cada club, con sus socios, establezca la norma de vestimenta que considere oportuna, para ello son entidades privadas. Es más, está muy bien que existan y proliferen. Y si quieren ser excluyentes, que lo sean, para eso están pagando una suma importante de dinero. Como si obligan a jugar en su campo con chaqueta y corbata. Al que le guste eso, que lo pague. Pero eso no significa que tengan que ser ellos los que dicten las normas al resto. Si en otro club se decide que se pueden jugar al golf con chándal y una camiseta, sí como la de Tiger en el Masters, pues fenomenal. Sentido común y buen gusto. Y al que le salgan sarpullidos, que no juegue allí.

Tiger Woods.
Tiger Woods.

Por último, no hay que caer en el reduccionismo. Muchos han atacado la propuesta de Fleetwood afirmando que hay otras cosas más importantes para popularizar el golf. Por supuesto. Abrir la mano con la vestimenta no significa que, de pronto, hordas y hordas de jóvenes vayan a inundar los campos de golf. Ojalá, pero evidentemente no va a ser así. Hay otras muchas cosas que se pueden y se deben hacer, aunque eso ya es otro debate. Pero si con el chándal y el sentido común y el buen gusto, se acercan dos niños que nunca antes habían jugado al golf, pues bienvenidos sean.

4 COMENTARIOS

  1. Como decía mi abuelo: “el sentido común es el menos común de los sentidos”…. “Abrir la mano” significa dejar al arbitrio de cada uno lo que quiera hacer respecto a la vestimenta. Como decía unos de los jóvenes golfistas, yo no veo a un torero vestido con chándal… Pues eso, si alguien quiere ir vestido de gimnasta que vaya a un gimnasio, de sentido común.

    • Sería interesante practicar un deporte, golf en este caso, con ropa de deporte y no con ropa de oficina.
      Pantalones chinos o de pinzas, más zapatos, para jugar a golf 4horas? Veo mucha gente así vestida en el campo de golf, con los típicos dockers, y nadie dice nada al respecto. Hemos normalizado hacer deporte con la misma ropa con la que trabajamos. Si es así, nada de polos, no sean orteras por favor. Juguemos con chaqueta y corbata, que es mucho más elegante.

      Por otro lado, podriamos usar pantalones de lino en verano, para jugar a golf? O hay que esperar a que footjoy o adidas saquen un modelo específico para verano? Entonces si?
      Y, como es que un PRO puede jugar un masters en camiseta de cuello redondo y aqui está mal visto? Tal vez, al otro lado del charco se han dado cuenta hace años, que el golf es un deporte. Aqui vamos un pasito atrás.

Comments are closed.