Inicio El Oso Bogey El golf contado por el oso Bogey ¡500 familias jugando al golf! Aún tengo los pelos de punta…

¡500 familias jugando al golf! Aún tengo los pelos de punta…

Compartir
DiverGolf, una preciosa iniciativa que reunió a 500 familias para jugar al golf. © Fernando Herranz
4 de 29

Hace tiempo que la idea me estaba dando vueltas en la cabeza. Era un sueño. Un desafío. Un deseo. Mi mayor ilusión desde que agarré por primera vez un palo de golf. Les contaba mi plan a todos y creo que se veía en mi mirada que no había nada más importante. Por fin, el pasado 21 de enero se hizo realidad. Lo que nunca imaginé, ni en mis noches más optimistas, es que sería un éxito tan grande. Os hablo de DiverGolf.

Lo organizamos en Golf Negralejo y ¡¡¡reunió a más de 500 familias!!! del proyecto Golf en los Colegios de la Federación de Golf de Madrid. Todas las familias venían de colegios de San Fernando de Henares y Rivas, más de mil personas juntas para conocer y probar el Golf. Una pasada.

Desde las 10:30 empezaron a llegar familias y más familias, algunas en el autobús que habíamos puesto, otras en sus coches. ¡Fantástico!

Empezaron los juegos y muchos niños cogían por primera vez el palo. Se lo pasaban genial, había colas para cada prueba, era una sensación increíble, tantas familias conociendo el golf. Padres y madres se nos acercaban a preguntar si podían probarlo. En total ¡¡se dieron más de 250 clases!!

No puedo describiros el ambientazo que se vivió. Hasta nuestros amigos de Movistar+ que se acercaron a grabar unas imágenes para el programa “Verde que te quiero Verde” no daban crédito. “¿Cuántos niños has dicho que hay? Qué pasada”, me comentaban.

Estoy especialmente feliz porque conseguimos llevar al golf a muchos niños y padres que nunca lo había probado antes. El golf es para todos y con este tipo de eventos te das cuenta de que cuando montas algo chulo e implicas a las familias, las barreras de tipo social que por desgracia han ido unidas tanto tiempo a nuestro deporte (y alguna queda) no tienen ningún sentido.

El golf es perfecto porque pueden jugar juntos los padres, las madres y los niños, en un entorno espléndido, en mitad de la naturaleza, al aire libre. Más de un padre y una madre me ha escrito estos días para decirme que después de aquella “gran quedada” se han apuntado a clases de golf. Lo estoy escribiendo y se ponen los pelos de punta… ¡¡Y ojo porque yo tengo mucho pelo!!

Quiero dar las gracias a todos los que estuvieron implicados en DiverGolf: a la Federación de Golf de Madrid, a Golf Negralejo, Juguetrónica… A todos y cada uno de los que hicieron posible la mayor concentración de golf en familia en la historia de España. Y ya os adelanto que el próximo DiverGolf ya está en marcha: ¿Te apuntas?

¡¡Un enorme ABRAZOOOOSSSOOO!!