Inicio Experiencias Santander Querida señora Botín
Una conversación inventada pero sincera entre Carolina González y Ana Patricia Botín

Querida señora Botín

Compartir

Hola a todos. Hoy me voy a colar en el despacho de Ana Patricia Botín. Es algo virtual, obviamente, y siempre llamando a la puerta, con mucho respeto y admiración.

Me cuelo en su despacho para darle las gracias. De corazón. El Santander Tour ha sido como un regalo caído del cielo para las golfistas españolas. GRACIAS. Su apoyo es un impulso para seguir jugando, para seguir mejorando, para seguir creciendo.

Señora Botín, su apuesta ha sido muy buena para nosotras. No teníamos nada y que llegara el Santander y nos apoyara ha sido un honor. Es un circuito que nos ha acogido de maravilla y que nos sirve de muchísimo. Nos prepara para competir después en otros circuitos fuera de España. Y está muy bien, no sólo desde el punto de vista de mantener a punto nuestro juego, sino también porque la bolsa de premios nos ayuda a pagarnos los gastos que tenemos que afrontar para jugar otros circuitos y seguir dando pasos adelante en nuestra carrera.

Querida Ana Patricia, también me quería sentar con usted para comentarle por qué necesitamos que siga apoyando al golf femenino como lo está haciendo. Estamos creciendo. Muchísimo. Hace cinco o seis años apenas había cinco o seis jugadoras compitiendo en Europa y ahora estamos unas quince. Hemos triplicado y en gran parte es gracias a circuitos como el Santander Tour. No todas las jugadoras se pueden costear jugar la Escuela del Ladies European Tour o el LETAS, pero sí todas pueden hacer el esfuerzo de jugar en España. Hay chicas que ven el golf por la tele, ven el Santander Tour y dicen yo quiero jugar ahí. Es un impulso a nuestro deporte. Consigue que seamos más y mejores. Es la mejor promoción que puede hacerse del golf femenino.

También le diría que apoyar al deporte femenino es vital porque lo necesitamos y porque creo, humildemente, que es rentable. Cuando nos apoyan y nos sentimos repaldadas respondemos. Sólo hay que ver la última victoria de Azahara Muñoz en el Open de España. Allí estábamos quince españolas y creo que entre todas hemos hecho ruido del bueno. Es una muestra de que el golf femenino español ha crecido una barbaridad. Siempre queremos ser mejores. Es nuestro empeño y nuestro ímpetu y cuando nos ayudan es mucho más fácil. Otro ejemplo de lo bueno que es el deporte femenino español fueron los Juegos Olímpicos. ¡¡Las chicas estamos de moda!!

El Santander Tour es ahora mismo una parte esencial de mi vida. De hecho, aún no sé si voy a jugar la Escuela del Ladies European Tour. Es muy dura y si no acabas entre las 25 primeras apenas puedes jugar. Lo que sí tengo claro es que el Santander lo voy a jugar siempre y que me ayudará a crecer económica y deportivamente.

Un ejemplo en lo deportivo ocurrió en el Zaudín, en Sevilla. Venía de jugar en Suecia. Allí tiré la toalla antes de tiempo y acabé fallando el corte por un golpe. Sin embargo, en el Santander del Zaudín también empecé mal y me dije: “no, Carolina, adelante, pelea cada golpe” y acabé con varios birdies y bajo par. En todos los torneos se aprende y con el Santander estamos creciendo mucho como jugadores.

Bueno, querida señora Botín, no le robo más tiempo. Muchísimas gracias por todo lo que está haciendo por nosotras y larga vida al Santander Tour. ¡¡Que nos veamos muchos años!!

* Carolina González ganó el Santander Tour en Vallromanes