Inicio Grandes Circuitos Challenge Tour Scott no se arruga: “tengo mucho que ganar, voy a tope”

Scott no se arruga: “tengo mucho que ganar, voy a tope”

Compartir
Scott Fernández. © Golffile | Thos Caffrey
Scott Fernández. © Golffile | Thos Caffrey

Este miércoles comienza el NBO Golf Classic Grand Final, o lo que es lo mismo, la Final del Challenge Tour que se disputa en Omán y en la que se ven las caras los 45 mejores del ranking (la Road to Oman). En juego, unas cuantas plazas del deseado top-15 con dos españoles en la pomada. Uno, Pedro Oriol, lo tiene muy bien encaminado. Otro, Scott Fernández, va a necesitar una gran semana en el bello Al Mouj Golf (Muscat, Omán) para meterse entre los quince elegidos que sellan su tarjeta del circuito europeo 2018. El granadino, que llega en el puesto 22º de la Road a poco menos de 13.000 euros del 15º, no se encoge. Más bien afronta el reto con buen espíritu. Hoy lunes ya ha jugado una primera ronda de prácticas y ha comprobado que se trata de un recorrido que no hace demasiadas concesiones. Por lo demás, se le ve preparado para el reto:

“Hay mucho en juego, pero para eso jugamos cada día y trabajamos duro. Es cierto que es una semana de mucho estrés, pero hay que confiar en lo que uno ha venido haciendo todo el año. Voy a por todas”, señala el español.

Es imposible no pararse a hacer cuentas para acotar el objetivo, aunque sólo sea de un modo aproximado, porque las combinaciones son innumerables. Para darnos cuentas de ello pensemos sólo en una cosa: el jugador que ha llegado a esta cita en el puesto 45º, el último, que es el noruego Jarand Ekeland Arnoy, se metería de lleno en el top-15 en caso de ganar el torneo, y muy probablemente lo haría también con un segundo puesto en solitario… Esto da una idea del nivel de estrés tan brutal. Al respecto de las cuentas, Scott señala que “todos las hacemos, es normal en esta situación. Yo más o menos he visto que necesitaría algo así como un quinto puesto para meterme en el top-15, más o menos, pero luego también dependes de los demás, y eso es algo que no puedes controlar. Así que te tienes que fijar en lo tuyo. Voy a ir a tope, con muchas ganas. Creo que esta semana tengo mucho que ganar”.

El campo, como siempre, va a jugar su papel protagonista: “es un campo exigente, largo. Está pegado al mar y suele haber viento, así que en algunos hoyos, con el viento en contra, estás pegando hierros muy largos a green. Creo que una de las grandes claves de la semana va a ser precisamente el control de las distancias con el viento”, sentencia el andaluz.