Inicio Grandes Circuitos “El domingo de Qatar sí que me dio mucha rabia…”

“El domingo de Qatar sí que me dio mucha rabia…”

Compartir
Jorge Campillo. © Golffile | Phil Inglis
Jorge Campillo. © Golffile | Phil Inglis

Jorge Campillo ya está en su Cáceres natal disfrutando de unos días de descanso después de ser uno de los grandes protagonistas del European Tour en las dos últimas semanas. Dos citas, Omán y Qatar, y dos segundos puestos, en ambos casos peleando por la victoria hasta el hoyo 18. Dos buenas opciones que se acabaron escapando por pequeños detalles. Esos pequeños detalles que definen cada victoria.

Elvira y Campillo: dos magníficos segundos puestos que dejan un regusto amargo

En estas situaciones, es inevitable que un deportista tenga una mezcla de sensaciones. Por un lado, obviamente, hay satisfacción por el trabajo bien hecho y por dos segundos puestos que suponen una buena suma de puntos tanto para la Race to Dubai como para el ránking mundial. Es de cajón que hay que jugar muy bien para tener estos resultados. Sin embargo, también existe desazón por no haber podido conseguir aún su primera victoria. Son ya seis segundos puestos en el European Tour y Campillo está deseando subirse ya al primer escalón.

“Ya te digo que ahora mismo prima mucho más la segunda sensación que la primera. El domingo de Qatar me dio mucha rabia, muchísima, acabé muy enfadado, y eso que terminaba segundo… De hecho, prácticamente me daba igual ser segundo, que tercero o cuarto… Aunque obviamente después, ya en frío, valoras más y mejor lo que has conseguido y le das la importancia que tiene”, asegura Jorge a Ten Golf mientras revisa unas obras que está haciendo en su casa.

“El domingo de Qatar me dio mucha rabia, muchísima, acabé muy enfadado, y eso que terminaba segundo… De hecho, prácticamente me daba igual ser segundo, que tercero o cuarto…”

Jorge Campillo. © Golffile | Phil Inglis
Jorge Campillo. © Golffile | Phil Inglis

Que nadie piense que Campillo está desesperado por ganar. Fuera dramas. Tiene muchísimas ganas y seguramente lo desea más que nada en el mundo, pero no hay síndrome ni nada que se le parezca. “Hombre, espero ganar algún torneo antes de que acabe mi carrera, pero no me quejo. Creo que llevo una vida muy buena y estoy disfrutando de mi profesión. Espero que algún día llegue la victoria, claro que lo deseo y me da igual el torneo, pero tampoco me voy a volver loco. Oliver Wilson quedé once veces segundo antes de ganar su primer torneo, así que aún me queda margen…”, asegura con su habitual sentido del humor.

“Hombre, espero ganar algún torneo antes de que acabe mi carrera, pero no me quejo. Creo que llevo una vida muy buena y estoy disfrutando de mi profesión”

Precisamente, lo mejor de la charla con Jorge es que mantiene esa capacidad de reírse de la situación y afrontarlo con buen talante. No esperen que el extremeño vaya llorando por las esquinas. “Ahora mismo me vale cualquier victoria. No sé muy bien qué hacer, igual juego el Campeonato de Extremadura, que se juega en Norba en unos días, a ver si así consigo ganar algo… o a lo mejor quedo otra vez segundo, quién sabe… En realidad estoy esperando para ganar un Major, ya que va a ser mi primera victoria, que sea a lo grande”, asegura con una enorme carcajada. Es el humor Campillo en estado puro.

“No sé muy bien qué hacer, igual juego el Campeonato de Extremadura, que se juega en Norba en unos días, a ver si así consigo ganar algo… o a lo mejor quedo otra vez segundo, quién sabe…” (entre risas)

Volvemos al domingo de Qatar y de Omán… “En Doha me dio mucha rabia porque pensaba que me lo podía llevar. Las sensaciones eran muy buenas, estaba tranquilo y, sobre todo, cómodo, nada tenso. Jugué bien, buscando birdies. Pegué tirazos en el 12 y 13. En el 14 nos fuimos largos, pero también fue muy buen tiro, lástima que el approach se quedó algo corto y el putt fue malo. En el 15 acabé algo lejos… Y en el 18 pegué el golpe de la semana. Espectacular. Fue un híbrido perfecto a 260 yardas del hoyo. Me dejé una opción espléndida de eagle, pero cuando vi que Justin Harding había terminado -13 justo por delante mía y que ya no me valía ni el eagle me vine un poco abajo. Ya me daba todo igual. Y eso que tiré un putt muy bueno de eagle, pero la verdad es acabé muy caliente”, explica con detalle.

Jorge Campillo, de nuevo a una sola brazada de la orilla

Lo de Omán fue muy diferente… “Aquello fue una batalla de supervivencia. Los segundos nueve hoyos estaban muy difíciles. Yo jugué muy bien y acabé +1 en ese tramo. Los pares eran buenos y pensaba que mi resultado podía valer. Ese domingo sí estuve más tenso, aunque las condiciones tampoco ayudaban. Pero al final Kitayama acabó con dos birdies y nos dejó a todos fuera…

“Oye, tú, que nos quedamos sin bolas”

La próxima cita de Campillo es la semana que viene en Malasia. Otra oportunidad. Otra vez lo va a intentar. “No me queda otra que seguir jugando bien e intentarlo, a ver si alguna vez cae de cara. Mi juego largo está sólido y estoy pateando mucho mejor desde Arabia Saudí.

Rahm y Sergio, juntos y ‘vigilados’ por el Número 1 del mundo

Igual es en Malasia donde al fin le vemos levantar un trofeo, lo que de momento no le veremos es con un patrocinador nuevo. Su situación en ese sentido sigue igual. En Omán y Qatar lució Srixon, pero aún no han alcanzado un acuerdo y de momento tanto la bolsa como la gorra permancerán sin publicidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here