Inicio Grandes Circuitos European Tour Arnaus, colíder, llama a la puerta de la gloria

Arnaus, colíder, llama a la puerta de la gloria

Compartir
Adri Arnaus en la tercera jornada del Magical Kenya Open. © Golffile | Phil Inglis

Adri Arnaus (-14) ha conquistado una nueva colina, un cerro hermoso y altivo, al asegurarse hoy por primera vez en su carrera un lugar en el partido estelar del domingo de un torneo del circuito europeo. Lo hacía tras firmar una tarjeta de 65 golpes en la tercera jornada del Open de Kenia y saldrá en la ronda definitiva como colíder, junto al joven italiano Guido Migliozzi (-14), su compañero en un partido efervescente, en el que ambos se iban alimentando y apoyando, hasta el punto de sumar entre los dos quince birdies en once hoyos diferentes del Karen Country Club, en lo que hubiera sido un fourball invencible.

Arnaus reacciona y se vuelve a meter en los últimos partidos

Había que ver, por cierto, a Migliozzi yendo al trote a festejar y chocar el puño del español una vez que éste embocaba para birdie en el 18 y, sobre todo, después de haber hecho él un bogey. Se conocen de su etapa amateur (se llevan poco más de 16 meses) y obviamente se llevan muy bien, pero si esto no es compañerismo, juego limpio, pasión y muestra de un lozano espíritu deportivo, nada lo es. Los ojos y el alma agradecen este tipo de escenas, aunque también se entienda que más adelante, con el transcurrir de los años (el italiano acaba de cumplir 22 y Arnaus cumplió 24 en octubre), a uno se le afilen los colmillos y se le rebajen los efluvios de nobleza pura, quedando la efusividad espontánea reducida a educación o mera cortesía (que también son de agradecer). Así es la vida, qué se le va a hacer.

Guido Migliozzi en la tercera ronda en el Karen Country Club. © Golffile | Phil Inglis
Guido Migliozzi en la tercera ronda en el Karen Country Club. © Golffile | Phil Inglis

Migliozzi ha estallado esta semana, después de ganarse la tarjeta del European Tour en la Escuela, pues no había rubricado hasta ahora ningún buen resultado en la temporada. Pero es la firme constatación, una más, de que la escuela italiana anda enchufada. A Arnaus, de un modo u otro, siendo más o menos optimistas, se le estaba viendo venir. Sencillamente, porque su juego destila grandeza en todas las parcelas. Porque va sobrado de recursos. Y porque se le ve con los pies bien pegados al suelo y la cabeza alta y ordenada. También porque aprende rápido. No deja de hacerlo. Así entiende él el proceso. Cuando es menester sabe pararse, bajarla al suelo y escuchar atentamente a quien toque hacerlo.

Vídeo | Sensacional eagle a tablero de Gonzalo en Kenia

Adri se disparaba hoy entre los hoyos 4 y 11, tramo de ocho estaciones en el que sumaba hasta seis birdies, que bien pudieron ser ocho, el pleno, puesto que en el hoyo 8 erraba un putt corto después de pegar un tirazo y en el 10 a punto estaba de embocar un canuto considerable. Después de tal exhibición, ciertamente, se le enfriaba un poquito el juego, pero el trabajo estaba hecho y, además, remataba la vuelta con un excelente birdie en el 18, acertando con un putt cuesta abajo, nada sencillo, para irse a la ducha con el mejor recuerdo y un postrero y oportuno chute de endorfinas.

Gonzalo capitanea una salvaje y trascendente mañana africana

Sobra explicar que la lucha mañana irá más allá de lo que hagan en el partido estelar Arnaus y Migliozzi. De Jager (-13) viene a un solo golpe. Samooja y Bhullar, a dos. Y Justin Harding, entre otros, a cuatro. Recordemos, por ejemplo, que el sudafricano Harding salía la pasada semana a tres golpes del líder y se llevaba el gato al agua. La batalla de nervios está asegurada y la gloria, para Arnaus, ahí, a la vuelta de una espinosa y resbaladiza esquina.

Gonzalo Fernández Castaño durante la tercera jornada en Kenia. © Golffile | Phil Inglis
Gonzalo Fernández Castaño durante la tercera jornada en Kenia. © Golffile | Phil Inglis

Gonzalo Fernández Castaño (-3) no será de la partida en la pelea por la victoria después de firmar hoy un 73. El madrileño, dispuesto y paciente, ha luchado hasta el último suspiro por darle la vuelta a un tramo muy negativo con doble bogey en el 6, el primer par 5 del recorrido africano, y bogeys en el 7 y 8. Pero se ha quedado demasiado lejos, incluso del top ten del torneo en una jornada menos ventosa y pródiga en buenos registros, aunque el objetivo en la última jornada no puede ser otro que salir a por todas, con la bandera de la épica bien agarrada. Tampoco Iván Cantero (-1), con similar ronda de 73 golpes, se ha conseguido meter arriba. Pep Anglés (-1) sí que ganaba al campo y mañana puede y debe seguir remontando, ganando confianza, mientras que Borja Virto (+4) se ha quedado fuera del segundo corte tras entregar un 74.

Consulte aquí los resultados en directo