Inicio Grandes Circuitos European Tour Bjorn pregunta por Jon
Omega dubai desert classic | ras de hierba

Bjorn pregunta por Jon

Compartir

– Tengolf ya anda por tierras de Dubai. Y de entrada nos cuentan que a Thomas Bjorn se le han puesto los dientes largos con la victoria de Jon Rahm en el Farmers. Qué menos. El flamante capitán del equipo europeo de la Ryder ya le ha dicho hoy a más de uno que hay que traérselo cuanto antes y como sea al circuito europeo… No debe preocuparse demasiado el danés por ello: Rahm quiere hacer carrera en Estados Unidos, pero ya ha dejado muy claro hace algunas semanas que la Ryder es uno de sus objetivos vitales.

– Curiosa escena en el campo de prácticas del Emirates Golf Club. Allí estaba Miguel Ángel Jiménez cuando de repente se acerca el joven chino Haotong Li y, después de hacer un par de reverencias, le da un abrazo. Lo que no consiga Miguel…

– El nuevo tee del hoyo 18 del Emirates, sin duda el más significativo del campo, aunque tenga sus detractores (a docenas), va a ser protagonista de la semana. Diremos de momento que lo han llevado más de treinta metros hacia la derecha y el tiro cambia sustancialmente, pues ya no es un dog leg tan pronunciado a la izquierda. Permanezcan atentos a sus pantallas porque en breve explicaremos gráficamente los cambios…

– Más protagonistas. El viento. A día de hoy, lunes, se prevé una fuerza que rondará los cuarenta y cincuenta kilómetros por hora durante jueves, viernes y sábado. Tal y como están los greenes, muy rápidos (hoy a 13,6) y duros, el asunto podría devenir en tragedia. Hay que preocuparse solo lo justo, pues hay margen suficiente para equilibrar todas estas coordenadas.

– A Dubai, claro, también llega la resaca de Qatar. Nacho Elvira perdió una buena opción de victoria el domingo, cierto, pero está muy contento de su reacción después de un mal inicio en la última ronda. Salió con el drive torcido y no encontraba la manera de ponerla en calle, y desde el rough, con unos greenes tan duros como los del Doha Golf Club, era imposible dejarla cerca. Asegura el cántabro que el pequeño desastre de los tres bogeys consecutivos en los hoyos 4, 5 y 6 pudo haber sido mucho peor (en el hoyo 2, por ejemplo, salvaba el par con un putt de unos seis metros…) y se muestra muy orgulloso por haberse mantenido frío y dentro del juego, aguardando su momento. En el hoyo 9, al fin, puso un drive en la calle y se agarró con determinación a aquella buena sensación para remontar el vuelo y finalizar en un más que interesante sexto puesto.