Inicio Grandes Circuitos European Tour Cañi: otra gran vuelta en busca de esa gran semana

Cañi: otra gran vuelta en busca de esa gran semana

Compartir
Alejandro Cañizares. © Golffile | David Kissman
Alejandro Cañizares. © Golffile | David Kissman

Alejandro Cañizares (-5) sigue luchando este año por encontrar la manera de cerrar semanas de ‘cemento’, torneos más sólidos, cualidad sobre la que ha basado buena parte de una extensa y fructífera carrera al máximo nivel. De momento, en Dinamarca no puede irle mejor tras firmar una primera ronda de 66 golpes en el Made in Denmark, cinco menos en el día, que lo ha llevado a lo más alto de la clasificación, compartiendo el coliderato con Paul Waring, Matthew Southgate, Edoardo Molinari y Tom Murray.

En Dinamarca se presenta una semana para tipos recios…

En efecto, Cañi ya ha firmado vueltas excelentes en el presente ejercicio. Es el noveno torneo que está disputando en la temporada 2019 y casi en cada uno de los ocho anteriores al menos ha rubricado una vuelta notable, cuando no sobresaliente. Así que la mejor versión de su golf está ahí, asomándose y tratando de hacerse más visible después de tanta ida y venida con las lesiones y su paternidad primeriza. Ciertamente necesita mejorar cuanto antes su posición en la Race to Dubai, de momento muy retrasada, pero este tipo de jornadas siguen haciéndonos pensar que su primer gran aldabonazo del año está al caer.

Hoy ha ganado la partida a un campo, el Himmerland Golf (Farso, Dinamarca), que no da tantas facilidades, aunque lo haya hecho en el turno más propicio, pues el viento ha ido en aumento a lo largo del día, pateando muy bien y sumando hasta seis birdies, por un solo bogey. Y bordando el golf por momentos, sobre todo en el primer tercio de la ronda. Después, incluso sacaba un valioso birdie en el hoyo 13, de momento el más complicado del campo (un par 4 que se está jugando con una media terrorífica de 4,61). ¿Cómo lo hizo en este hoyo donde el viento pegaba fuerte y justo de frente? Pegando primero un buen drive, luego un espléndido hierro 3 y enchufando un putt de cinco metros. Mucho más sencillo de contar que de hacer…

Made in Denmark: horarios y dónde ver en directo por televisión

Prueba de que las condiciones no son sencillas han sido los resultados de Adrián Otaegui (PAR) y Adri Arnaus (+1), o los de Lucas Bjerregaard (PAR), Markus Kinhult (+1), Masahiro Kawamura (+2) o Jordan Smith (+3), jugadores que venían en buen momento y no han podido con el recorrido danés. El que no ha fallado, eso sí, es Matt Wallace (-4) que de momento responde sin titubeos a su condición de máximo favorito. Todos ellos, habían jugado en el turno matutino, con menos viento durante más hoyos. Por eso, hay que destacar el 68 de Pablo Larrazábal (-3) en el turno vespertino.

Blog de Pablo Larrazábal | Listo para dar algún susto tras un buen consejo de Raúl

El barcelonés arrancaba con fuerza, como si realmente no hubieran pasado diez días desde que entregara aquel 66 dominical que lo llevó al top ten en el British Masters. Marchaba con la misma energía y acierto. Pero aún tiene más mérito el haberse levantado en los momentos de vacas flacas… Cuando más arreciaba el viento encadenaba bogey en el 10 y doble bogey en el 11, donde se encontraba una bola absolutamente enterrada en el talud de un bunker, pero lejos de perder el temple, continuaba luchando y terminaba sumando tres nuevos birdies, aprovechando también que en el tramo final de la ronda decaía la intensidad del viento.

VÍDEO: Larrazábal y la madre de todos los huevos fritos

En este sentido también hay que destacar el esfuerzo de Álvaro Quirós (-1), que le daba la vuelta completamente a un mal comienzo, más paciente y tranquilo que en otras ocasiones en tesituras similares. Gonzalo Fernández Castaño (PAR) sacaba adelante unas tablas muy luchadas con el campo, mientras que Nacho Elvira (+1) e Iván Cantero (+2) perdían la partida por la mínima. Jorge Campillo (+4) y David Borda (+6), por su parte, ya van a ir mañana muy exigidos para pasar un corte que quizá pudiera llegar a +1 si el viento sigue soplando, incluso con más fuerza, tal y como dictan los partes.

Sigue aquí los resultados en directo