Inicio Grandes Circuitos European Tour En Escocia hay que subirse al carrusel por lo civil o lo...

En Escocia hay que subirse al carrusel por lo civil o lo criminal…

Compartir
Pablo Larrazábal durante la segunda jornada en Escocia. © Golffile | Thos Caffrey
Pablo Larrazábal durante la segunda jornada en Escocia. © Golffile | Thos Caffrey

No queda otra en Escocia, mientras Don Eolo siga haciéndose el remolón: o haces cuatro menos en el día, como mínimo, o no te mueves apenas en la clasificación. Es lo que hay, no le demos más vueltas. La segunda jornada nos ha dejado a tres líderes en -14, o lo que es lo mismo, a un ritmo de siete menos al día, que se dice pronto. Son Lee Slattery, Erik Van Rooyen y Bernd Wiesberger. Finalmente, el excelente 64 matutino de Adrián Otaegui (-11) lo ha dejado ahí arriba y saldrá en los últimos partidos del sábado.

Otaegui no va primero pero sí lleva el ritmo de los líderes

Más datos, para entendernos mejor y, sobre todo, comprender cómo están las cosas: aquellos jugadores que en 36 hoyos llevan cerca de un ochenta por ciento de greenes cogidos en regulación, cifra que normalmente es un auténtico cañón, esta semana no se mueven ni entre los cuarenta mejores en esa estadística (Rafa Cabrera Bello, por ejemplo, ha cazado un 77,8 por ciento de greenes en regulación y tiene por delante a 47 jugadores con mejores números en esta parcela).

Una pequeña perorata acerca de la ‘masacre’ en Escocia

Este tipo de torneos, en los que hay que llegar hasta -5 para pasar justito el corte, siempre coge con el pie cambiado a más de un favorito. Aquí, en el Renaissance Golf de North Berwick, se han quedado fuera del fin de semana gente como Rickie Fowler, Kevin Kisner, Lucas Bjerregaard, Branden Grace, Haotong Li, Jordan Smith, Álvaro Quirós, Graeme McDowell, Justin Harding, Joost Luiten o el joven ídolo local, Robert Macintyre.

ÁLBUM: Las mejores fotos de la primera jornada del Scottish Open

En el bando español, sin embargo, las cosas no han ido nada mal. Sólo Quirós se ha quedado fuera del corte. Pablo Larrazábal (-9, hoy vuelta de 66) mantiene una línea muy sólida y ahora sólo falta que de verdad consiga desmelenarse en los greenes, aunque sus números con el putter ya están siendo realmente sobresalientes. Por pedir, que no quede. En todo caso, ahí está, relativamente cerca de la cabeza y por tanto al acecho, que es de lo que se trata a estas alturas del torneo.

VÍDEO: Hoyo en uno de Immelman en el Scottish Open

Además, Gonzalo Fernández Castaño (-8), Nacho Elvira (-6) y Jorge Campillo (-5) se han acoplado como buenamente han podido, pero con bravura, al despendole anotador con rondas de idéntico resultado (68 golpes), lo que viene a ser unas décimas por debajo del par del día (el registro medio del viernes ha sido de 68,55, golpes por jugador incluso inferior al del jueves, que fue de 68,81; de locos). Volvemos a lo mismo, a la espera de ver si el viento se anima o no: mientras no se demuestre lo contrario, hay vueltas ahí muy bajas que agarrar por el cuello, así que hay margen para protagonizar la remontada del día. Hoy Wiesberger, por ejemplo, ha pegado el pelotazo con un 61 de altura…

Consulta aquí los resultados en directo