Inicio Grandes Circuitos European Tour Pablo Larrazábal toma el relevo y se saca el sombrero ante su...

Pablo Larrazábal toma el relevo y se saca el sombrero ante su caddie

Compartir
Pablo Larrazábal esta semana en Himmerland Golf. © Golffile | Phil Inglis
Pablo Larrazábal esta semana en Himmerland Golf. © Golffile | Phil Inglis

Nadie ha jugado hoy mejor de tee a green que Bernd Wiesberger (-9) en otra jornada ventosa en el Himmerland Golf danés. Él es el líder del Made in Denmark después de la tercera jornada y tras entregar una tarjeta de 67 golpes. El austriaco, aspirante fiable en su día a meterse en el equipo europeo de la Ryder, se sitúa de nuevo en disposición de ganar un torneo después de sufrir el terrible azote de las lesiones, pero queda la duda de si hoy no ha desaprovechado una excelente oportunidad de haber dejado más despejado el terreno o, incluso, casi sentenciado el torneo.

Bernd Wiesberger en la salida del hoyo 18, hoy sábado en Himmerland Golf. © Golffile | Phil Inglis
Bernd Wiesberger en la salida del hoyo 18, hoy sábado en Himmerland Golf. © Golffile | Phil Inglis

Para empezar, porque se dejaba por el camino un buen puñado de opciones de birdie (y hasta de eagle…), y además porque remataba la ronda con un bogey en el 18, después de haber pegado una gran salida, que metía un poquito más en la pelea a un buen número de jugadores.

Entre estos candidatos de segunda línea están sobre todo dos españoles. Uno es Pablo Larrazábal (-6), que hoy ha recogido con determinación el testigo de la Armada y ha ido bordando con paciencia y saber estar una gran vuelta de golf bajo el denso y racheado viento danés. Anunciaba hace un par de días en su blog (aquí, en Tengolf) que incluso se veía con posibilidades de dar algún susto, como a él le gusta decir, y aquí está, a falta de 18 hoyos y a tres golpes de la cabeza.

Blog de Pablo Larrazábal | Listo para dar algún susto tras un buen consejo de Raúl

Al barcelonés no le inquieta, más bien todo lo contrario, jugar con viento. Lo que no quiere decir que siempre le salga todo bien cuando flamean las banderas. Hoy, afortunadamente, sí ha ocurrido. En este tipo de jornadas es necesario mostrarse muy paciente, andar con pies de plomo, eliminar de la ecuación, a ser posible, los grandes errores y aprovechar las ocasiones. Es lo que ha conseguido hoy Pablo y para ello, para aprovechar las ocasiones en los greenes, ha contado con un aliado imprescindible: “tengo que dejar que Raúl (Quirós) siga leyendo todos los putts en los greenes, como hemos hecho prácticamente durante los 54 hoyos que llevamos. Las veces que no le he hecho caso la bola no ha tenido ni opción de entrar. Y cuando le he hecho caso iban todas para adentro si tocaba bien la bola”, confiesa el español, concediendo todo el mérito a su caddie, que hoy ha estado casi infalible en la tarea. Raúl ‘láser’ Quirós.

Made in Denmark: horarios y dónde ver en directo por televisión

Por lo demás, la receta es bien conocida: “en estos días tan ventosos hay que tener claro que se van a fallar golpes, por eso lo más importante es la paciencia, porque si tu juego está bien, y el mío lo está, también sabes que vas a dar buenos golpes. Mañana se espera otro día igual y esperemos saber aprovechar esa oportunidad que seguro que se nos presenta”, sentencia Larrazábal en declaraciones a Tengolf.

Alejandro Cañizares en la tercera ronda en Himmerland Golf. © Golffile | Phil Inglis
Alejandro Cañizares en la tercera ronda en Himmerland Golf. © Golffile | Phil Inglis

El otro español en la pelea sigue siendo Alejandro Cañizares (-5), que lleva desde el jueves arriba en la tabla, a pesar de haber firmado hoy una tarjeta sobre el par del campo. Ha pagado un arranque muy complicado de vuelta, en el que no conseguía controlar su juego, zarandeado por el viento (bogeys en los hoyos 2, 3 y 4). Sin embargo, iba entrando en materia y entendiendo la jornada, afinando los tiros y, en definitiva, regresando poco a poco al redil de los favoritos con birdies en los hoyos 14 y 16 y a pesar de ese bogey final en el 18, que incluso no era mal resultado tras una mala salida que casi lleva la bola al agua.

Cañi se agarra a su putter de toda la vida

A Gonzalo Fernández Castaño (-3) cuesta un poco más incluirlo en el grupo de aspirantes, saliendo como va a salir a seis golpes de la cabeza. Pero tampoco es obligatorio descartarlo, sobre todo después de ver cómo se ha desenvuelto este sábado, con una de las mejores vueltas del día (67 golpes), que le ha hecho ganar casi cincuenta posiciones en la tabla.

Gonzalo Fernández Castaño en la tercera jornada del Made in Denmark. © Golffile | Phil Inglis
Gonzalo Fernández Castaño en la tercera jornada del Made in Denmark. © Golffile | Phil Inglis

Álvaro Quirós (-2), por su parte, ha mantenido la buena actitud de días anteriores, pero ha sucumbido ante la adversidad del viento, anotándose por el camino, eso sí, un eagle fantástico en el hoyo 8 que taponaba de alguna manera la lenta sangría. En el último tercio de la vuelta encadenaba seis pares, prueba de temple, desaprovechando alguna opción razonable de birdie. Todavía está en disposición más que sobrada de cerrar una semana notable. Igual que Adrián Otaegui (-2), que también ha recuperado algunas buenas sensaciones, especialmente con ese parcial de cinco menos que protagonizaba por los primeros doce hoyos del recorrido danés.

Consulta aquí los resultados en directo