Inicio Grandes Circuitos European Tour David Borda disfruta en la ‘coctelera’ de su semana grande

David Borda disfruta en la ‘coctelera’ de su semana grande

Compartir
David Borda posa con su pareja delante del tablero de resultados tras conquistar la tarjeta. © David Borda
David Borda posa con su pareja delante del tablero de resultados tras conquistar la tarjeta. © David Borda

El sábado estaba de boda, pero no en una cualquiera: en la suya. El domingo, sin tiempo para recuperar fuerzas o el ritmo habitual de pulsaciones, cogía un avión rumbo a Sudáfrica. Y ayer, lunes, ya estaba trabajando y explorando el Randpark Golf Club, a unos doce kilómetros al noroeste de Johannesburgo, donde el jueves comienza el Open de Sudáfrica, que para más señas es su primera comparecencia en un torneo del European Tour. No, no es una semana normal en la vida de David Borda

‘Eurochucho’, un recibimiento a lo grande para David Borda en Pamplona

Lo primero que le toca al navarro es asimilar y digerir esta sucesión de acontecimientos tan especiales, aunque quizá lo más importante sea que disfrute del momento. Y eso no le va a costar mucho, según parece. “Estoy con toda la ilusión del mundo, aunque está siendo todo un poco de locos. Después de mi boda, el domingo por la noche ya estaba cogiendo un avión, así que estoy algo cansado, pero creo que mejor de lo que debería tras la resaca de la fiesta”, asegura con gracia.

Borda: el relato de siete hoyos agónicos para lograr la tarjeta

Ahora toca adaptarse al entorno cuanto antes. La temperatura y la altura, por ejemplo, van a ser determinantes. “Van a tener importancia porque yo suelo hacer 155 metros con el hierro 7 y aquí estoy haciendo 180 metros de vuelo, así que hay que adaptarse”, explica el jugador español con un ejemplo de lo más gráfico.

La adaptación también debe alcanzar a otras ‘rutinas’ del golfista cuando afronta por primera vez una cita de esta envergadura. Y de nuevo Borda lo explica con otro ejemplo pintiparado: “cruzarse en el putting green con Ernie Els, Louis Oosthuizen o Charl Schwartzel impone un poco, pero también motiva y estoy con toda la ilusión del mundo por comenzar la temporada”.

Y de un navarro a otro, porque Borja Virto también estará presente en el Open de Sudáfrica, un torneo que con un field de 240 jugadores (se disputa en dos recorridos), el más amplio de toda la temporada, le ha permitido entrar con su categoría 21. El último torneo del circuito europeo que Virto había jugado era el KLM Open, en septiembre de 2017, hace ya casi quince meses, así que le apetecía reencontrarse con la experiencia y todo lo caiga en la talega será bienvenido. “No voy con grandes expectativas, la verdad, pero tenía ganas de volver a jugar un torneo del circuito europeo después de renunciar incluso al Open de España este año para centrarme en el Challenge Tour. A ver si sale una semana bonita, sencillamente”, explica.

En el arranque de 2019 Borja tratará de jugar algunos torneos más del circuito europeo (nunca hay que descartar una gran actuación que pueda darle un nuevo giro a tu vida) donde pueda tener entrada con su categoría (Australia o Kenia, por ejemplo), antes de que arranque la temporada del Challenge Tour.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here