Inicio Grandes Circuitos European Tour El circo bajó el pulgar ante la angustia de Elvira y Larrazábal

El circo bajó el pulgar ante la angustia de Elvira y Larrazábal

Compartir
Pablo Larrazábal, en plena controversia con el árbitro en el hoyo 18. © Golffile | Thos Caffrey
Pablo Larrazábal, en plena controversia con el árbitro en el hoyo 18. © Golffile | Thos Caffrey

Ha sido media hora de angustia para Pablo Larrazábal (-3) y Nacho Elvira (-4). El primero venía haciendo un vueltón, sellando una de las remontadas del día, con un parcial suculento de seis bajo par, cuando manda al agua su segundo golpe en el hoyo 18. Tragedia. En ese momento, venía cinco bajo par y el corte estaba en -3, pero en el alambre, puesto 65º, justo en el límite, y muchos jugadores aún por acabar…

VÍDEO: Oliver Fisher logra el primer 59 de la historia del European Tour

Ciertamente, en ese instante, la sensación era que el corte iba a ser cuatro bajo par. El segundo golpe de Pablo en el 18 genera una agria controversia. El golfista español y su caddie, Raúl Quirós, están convencidos de que antes de acabar en el agua, su bola había volado tierra firme de green. Es decir, entendían que el dropaje debía efectuarse en el green. Desde ahí, hacer approach y putt para salvar el bogey y asegurar el corte era más asequible.

qPablo Larrazábal se lamenta tras su segundo golpe en el 18. © Golffile | Thos Caffrey
Pablo Larrazábal se lamenta tras su segundo golpe en el 18. © Golffile | Thos Caffrey

Sin embargo, su marcador, Renato Paratore, asegura que no ha visto por dónde ha ido la bola, así que no puede apoyar su teoría, mientras que Thongchai Jaidee, el tercer jugador del partido, tiene la teoría contraria a Pablo. El tailandés afirma que la bola no ha sobrevolado tierra firme y que por tanto debe jugar otra vez desde el mismo sitio. La diferencia era obvia. Era mucho más difícil salvar el 5 desde aquella posición que dropando en el green.

Campillo tiene razón, pero no toda la razón…

El debate va retrasando el juego. Nacho Elvira, que está cuatro bajo par y viene masticando arena tras hacer bogey en el hoyo 17, observa la escena mientras espera para dar su segundo golpe en el 18. Viene en el partido justo detrás de Larrazábal. La bola de Nacho está en el rough y se ha quedado fea. Necesita sacar el par para jugar el fin de semana. La espera nunca ayuda cuando tienes que pegar un golpe tenso, pero tampoco le queda más remedio. Se masca la tensión del momento.

Pablo Larrazábal dialoga con el árbitro. © Golffile | Thos Caffrey
Pablo Larrazábal dialoga con el árbitro. © Golffile | Thos Caffrey

Pablo llama a un árbitro para tratar de dirimir la discrepancia. Nadie lo ha visto y los cámaras de green tampoco se mojan. La última palabra la tiene el público situado en la grada del hoyo 18. Está en alto y lo cierto es que su perspectiva es buena para dar un veredicto. El circo baja el pulgar y sentencia a Pablo. Aseguran que la bola no ha volado tierra. Es su opinión y el árbitro dicta sentencia. Vuelta a la calle para pegar el cuarto golpe. Caza el green, pero lejos de bandera y hace dos putts. Doble bogey. De -5 baja a -3 y está convencido de que se ha quedado fuera del corte.

Otaegui y Campillo, invitados a la Ryder Cup

Para aligerar el juego, mientras el árbitro realiza las consultas con el público y la televisión, dan paso al partido de Elvira. Veinte minutos después pueden tirar a green. Hierro 7. Sale ‘flyer’ desde la bermuda. Una constante esta semana. La bola del cántabro acaba en el rough del fondo del green, justo bajo la grada que sentenció a Larrazábal. Nacho se piensa el approach mientras Pablo termina el hoyo. Otra tensa espera. Además, con el desagradable desenlace de ver como un compañero y amigo tiene todas las papeletas para quedarse fuera del corte.

Desde luego, no parece el estado de ánimo ideal para afrontar un golpe delicado. No obstante, Nacho lo hace a la perfección. Chip magistral. ‘Spanish hands’. La deja a medio metro y emboca el putt de par para asegurar el corte sin necesidad de esperar. La grada, cruel y voraz con Pablo, es ahora festiva y complaciente con Nacho. Gran ovación. Parece el circo romano. Fiesta y drama a partes iguales.

VÍDEO: García y su nuevo putter ‘diez estrellas’

Por suerte, finalmente el corte se estancó en -3 y acabó entrando. Así, este relato de angustia durante media hora tiene la virtud de acabar con dos finales felices. Larrazábal y Elvira jugarán el fin de semana.

Consulta aquí los resultados en vivo