Inicio Grandes Circuitos European Tour La matrícula que ven es la de Pablo Martín

La matrícula que ven es la de Pablo Martín

Compartir

Pablo Martín (-14) saldrá como líder mañana domingo en la última jornada del Alfred Dunhill Championship, que se disputa en Sudáfrica…

El malagueño ha sufrido, se ha agarrado al campo y ha conseguido mantener una ventaja de dos golpes sobre Ernie Els y Charl Schwartzel (-12) y tres sobre Jacques Blaauw, Gareth Maybin y Damien McGrane (-11).

 

La vuelta de Martín ha tenido dos partes bastante bien diferenciadas. Hasta el hoyo 14 ha jugado sólido, tranquilo, dando muy buenos golpes, como en el hoyo 2 donde ha estado cerca de hacer albatros, recuperando como los ángeles alrededor de green y segurísimo con el putter en las manos.
La ronda marchaba sobre ruedas, sin sobresaltos, bajo control. Se le veía con un juego muy maduro, relajado, hablando con su caddie, disfrutando de la jornada. Desde el tee se mostraba también seguro. Cuando perdía calle, tampoco se metía en líos. El único momento de duda lo tenía en el hoyo 8, pero salvaba el par con un gran putt de unos tres metros.

La hoja de ruta estaba inmaculada. Hacía birdie al 13 y se colocaba -16, tres bajo par en el día. Sacó provecho donde se esperaba (2 y 13, pares 5, y el 6, un par 4 corto). La única pega es que se dejó alguna que otra buena oportunidad de birdie por el camino, como en el 10 y en el 11.

En el hoyo 14 llegaron los problemas. Se torcía la tarde. Mandaba su tiro de salida al búnker de calle. Desde ahí la pegó algo pesada y se fue a la ría que protege el green. Pegó un muy buen golpe de aproximación, pero falló el putt para bogey de un metro y medio.

Se dejaba dos golpes por el camino y aparecieron algunas dudas desde el tee. Ahí es cuando sacó la garra. Sufrió en el hoyo 15 (par 5), pero aún tuvo una opción de birdie y se le escapó. En el 16 (par 3) sacó dos putts muy buenos a unos 20 metros de la bandera. En el 17 también perdió la calle, pero se dejó una opción de birdie, algo lejana eso sí.

En el 18 (par 5) fue a por todas y se vivió el golpe del día en Leopard Creek. Su salida fue fantástica, larga y al centro de calle. Estaba obligado a pegar a un green muy bien defendido por agua. No impacta bien, la bola se le cierra mucho y va directa al agua. Sin embargo, bota en la zona de escapada de green y milagrosamente coge el camino del puente que cruza por encima del agua. Un puente que no llega a los dos metros de ancho.

La bola acaba resposando al final del puente. Pablo da su tercer golpe desde ahí y salva el par. Sufriendo, pero agarrándose al campo, ha conseguido un resultado que le permite ser líder y enseñar la matrícula al resto.

El malagueño, pese a todo, ha jugado hoy bajo par y, aunque su ventaja se ha reducido a dos golpes (ayer eran cuatro), mañana será el rival a batir. Compartirá el último partido con Charl Schwartzel, el otro gran favorito junto a Ernie Els, que hoy ha jugado con Pablo Martín y al que se ha visto muy irregular. Sólo ha hecho cuatro pares en 18 hoyos, aunque el último tercio de su vuelta ha sido supersónico: cinco birdies en seis hoyos, jugando de manual.

En cuanto al resto de españoles, el nombre propio del día es Nacho Garrido (-8). El madrileño ha firmado la mejor vuelta de la jornada (65 golpes) y se ha colocado en el puesto 17, con opciones de agarrar el top ten. Lleva 25 hoyos sin hacer bogey y un acumulado de -10 en este parcial.

Rafa Cabrera Bello (-5) ha vivido una jornada tipo montaña rusa. Los primeros nueve hoyos han sido malos, con tres bogeys, pero conseguía levantar el día en los segundos nueve, con tres birdies entre los hoyos 11 y 14. Un triple bogey en el 15 volvía a frenarle en seco, para terminar con birdie al 18. Sea como fuere es de los que mañana, si aprovecha la jornada, puede subir muchos puestos.

Por último, Carl Suneson (-4) ha hecho hoy 73 golpes y mañana luchará por sumar el mayor número de euros posible. Aunque sea el primer torneo, cuanto antes se vaya acumulando, mejor.