Inicio Grandes Circuitos European Tour Las pizarras de María Acacia

Las pizarras de María Acacia

Compartir
María Acacia López-Ballicher escucha a Severiano Ballesteros en una rueda de prensa en El Prat en 1984. ©María Acacia López-Bachiller
María Acacia López-Ballicher escucha a Severiano Ballesteros en una rueda de prensa en El Prat en 1984. ©María Acacia López-Bachiller

A falta de juego, contemplación. El pistoletazo de salida del Andalucía Valderrama Masters ha estado pasado por agua y hay que agarrarse fuerte porque vienen curvas en forma de rayos y truenos para el fin de semana. A falta de juego, o sea, charletas con María Acacia López-Bachiller, jefa de prensa en España del Circuito Europeo que cuelga los palos en esta cita de San Roque tras varias décadas al pie del cañón.

Uno es dado al embobamiento cuando toma la palabra alguien que sabe o, como esta vez, pilla el portátil la ilustre periodista y ofrece su amplísimo repertorio fotográfico con Chema Olazábal hecho un pipiolo (“aquí fue su debut profesional”, recuerda) o con Seve Ballesteros a la vera en una rueda de prensa en el año 84.

Olazábal y Ballesteros, en el Open de España de 1985. ©María Acacia López-Bachiller
Olazábal y Ballesteros, en el Open de España de 1985. ©María Acacia López-Bachiller

Estas historietas en concreto que regala María Acacia con evidente emotividad vienen simplemente por mi eterna manía por mi curiosidad vinculada a esa afición tan extraña que tengo de quedarme pensando en las musarañas, más aún si el juego está parado porque el cielo está tormentoso o atormentado o como sea. Entonces, en uno de esos momentos de quedarme atolondrado con la mirada perdida, hago una honda reflexión: “Lo que me gustaban a mí las pizarras de antes en la sala de prensa, con los voluntarios poniendo los números, clac, clac, clac (onomatopeya de saldo, con perdón), con los resultados de tooodooos los hoyos de tooodooos los jugadores”.

López-Bachiller (tercera por la derecha) posa junto al equipo de prensa en el Andalucía Masters de 2011 delante del marcador digital. ©María Acacia López-Bachiller

Me quedaba absorto mirando ese pizarrón, leaderboard en este mundo tan anglosajón, plagado de cifras rojas y azules. Hoy sólo lo encuentro en el hoyo 18 y no están todos los golfistas, sólo los primeros, y alguno suelto en formato pequeño en alguna otra bandera del recorrido. Total: “¿Desde cuándo no hay en Valderrama esos tablones tan fabulosos?”, pregunto. Nadie lo sabe a ciencia cierta, hace un lustro, quizás algo más. Qué más da. El tema es que María Acacia está al quite y ofrece su álbum particular y exclusivo de fotos selectas de toda una vida cubriendo torneos por el mundo entero. “A ver, Juan, antes de esa época íbamos a los torneos con nuestras cartulinas, rotuladores de varios colorines y demás chismes para montar las clasificaciones”. Mientras lo cuenta, enseña otra imagen en blanco de una sala de prensa y aquí el menda, ensimismado y peleado de siempre con la tecnología, sonríe y suelta: “Usabais teléfonos de rueda…”. Las cosas que uno piensa, y dice, entre tantas musarañas. Hoy no hay pizarras de aquéllas en la sala de prensa, sólo tres pantallas planas muy modernas que me provocan un sentimiento de nostalgia.

¡Gracias por todo, Mariaca!