Inicio Grandes Circuitos European Tour Lipsky gana y Arnaus pone la primera pica

Lipsky gana y Arnaus pone la primera pica

Compartir
David Lipsky gana el Alfred Dunhill Championship en Leopard Creek. © European Tour
David Lipsky gana el Alfred Dunhill Championship en Leopard Creek. © European Tour

Qué difícil es ganar un torneo. Qué difícil es ganar un torneo de golf. Qué difícil es ganar un torneo de golf. Así hasta cien veces. Como si fueran Bart Simpson escribiendo en una pizarra. Hoy hemos vivido un capítulo más de este mantra en la última ronda del Alfred Dunhill Championship. David Lipsky (-14), el campeón, llevaba tres golpes de ventaja en el hoyo 5, cuatro en el 11, cinco en el 12… y uno en el 18. Tremendo.

Lo cierto es que el torneo parecía un paseo militar para Lipsky. Se lo curró. Sus diez primeros hoyos han sido inmaculados. Espectaculares. Cinco birdies sin fallo para poner tierra de por medio. Scott Jamieson (-11) no podía aguantar su ritmo y se fue diluyendo… Así, sólo Zander Lombard (-11) y David Drysdale (-10) creyeron hasta el final en el ‘sorpasso’. El sudafricano se cayó con un triple bogey en el 16 y Drysdale, simplemente, venía desde muy atrás.

Realmente, si hubo algo de emoción en el hoyo 18 fue gracias al propio Lipsky, que abrió la puerta con un doble bogey en el hoyo 16. Es lo que tiene Leopard Creek, un campo donde cada error pesa como una losa en la mochila. Menos de la mitad de los jugadores (33) ha conseguir completar la vuelta hoy sin hacer un doble bogey o triple bogey. Un campo de minas.

Lipsky logra así la segunda victoria de su carrera en el European Tour. Lo logra cuatro años y 130 torneos después de inaugurar su palmarés en el Omega European Masters. Desde entonces, ha fallado 41 cortes y ha registrado 15 top ten. Es la segunda vez que acaba este año entre los diez primeros, tras el sexto puesto en el Omega Dubai Desert Classic. Desde luego, consigue darle un giro a su carrera. Despide 2018 con una victoria y se asegura la tarjeta para los próximos dos años. Pelotazo por Navidad para este golfista norteamericano de 30 años que nació en Los Ángeles y llegó al European Tour a través del Asian Tour.

En cuanto a los españoles, el botín de Sudáfrica son dos valiosos top ten, aunque son sabores algo distintos. Algo más amargo es el de Pablo Larrazábal (-6). El golfista catalán salió dispuesto a pelear por el título, pero el putt le fue muy esquivo en los nueve primeros hoyos, donde realmente se pudo meter en la pelea. Después, con la paciencia al límite, hizo tres bogeys en los hoyos 10, 11 y 13 y se descolgó. Lipsky ya estaba muy lejos. Aún así, acabó con dos birdies, uno de ellos en el 18 y se logró aferrar al top ten. No era su objetivo principal este domingo, pero hay que darle el valor que merece. No en vano, Pablo no sumaba un top ten desde hace nueve meses. El último fue en el Hero Indian Open de marzo.

Más dulce ha sido el top ten de Adriá Arnaus (-6). El jugador catalán ha terminado con una vuelta de 70 golpes y ha logrado el primer top ten de su carrera en el European Tour. Es su primera pica, de las muchas que restan. No está mal. Llega en su torneo sexto en este circuito. No ha tardado demasiado. Hay que decir que Arnaus es un especialista en top ten. En su carrera ha jugado 42 torneos y ha terminado entre los diez primeros en 16 ocasiones. Una gran manera de despedir un año extraordinario.

Consulta aquí los resultados finales