Inicio Grandes Circuitos European Tour Pieters sale del agujero ante un Arnaus que le ha hecho sudar...

Pieters sale del agujero ante un Arnaus que le ha hecho sudar sangre

Compartir
Thomas Pieters posa con el trofeo de campeón del Czech Masters. (© Golffile | Thos Caffrey)

Thomas Pieters (-19) ha vuelto a ganar tres años después. No podía haberlo hecho en otro momento y lugar. Se ha impuesto en el D+D Real Czech Masters, el torneo que supuso su primer triunfo en el European Tour allá por 2015 y donde acabó segundo en 2016. Y lo ha hecho en agosto, su mes fetiche, donde ha logrado tres de sus cuatro victorias. La cuarta, no crean, fue en septiembre.

Eso sí, para ganar ha tenido que sudar sangre, y es que Adri Arnaus (-18), con un comportamiento extraordinario, lo ha llevado al límite. Tanto es así que a falta de tres hoyos el belga salía con cuatro de ventaja y aún tenía que embocar un putt de algo menos de un metro en el 18 para evitar el desempate con el español. Arnaus tendrá que seguir esperando para lograr su primera victoria en el Circuito Europeo, pero cada vez está más cerca y, mientras tanto, ha asegurado su presencia en la Final de la Race to Dubai. Ya puede ir tachando unos de los objetivos que se había marcado en este último tramo de la temporada.

VÍDEO: Eagle sublime de Adri Arnaus en el hoyo 12

La vuelta final en el Albatross Golf Resort ha tenido dos partes muy bien diferencias. El punto de inflexión ha sido un hierro 4 estratosférico de Arnaus en el hoyo 12 para dejarse una clara opción de eagle que acabaría convirtiendo. Ese tiro ha sido clave para ver la mejor versión del golfista catalán. A partir de ahí se ha soltado, ha roto las cadenas con las que parecía estar jugando, ha desplegado un golf monumental y ha hecho sufrir de lo lindo a Pieters.

Adri Arnaus. (© Golffile | Thos Caffrey)

Siempre quedará la duda de saber qué habría pasado si Adri hubiera conseguido jugar con la misma determinación en los primeros once hoyos. De lo que no hay ninguna duda es de que en el último tercio de la vuelta ha demostrado que ni un gran Pieters puede hacer frente a la versión más poderosa del español. Esa es la mejor noticia que puede llevarse Arnaus y todo su equipo. Su juego largo no ha estado mal en ningún momento, pero en la primera parte de la vuelta se le ha visto algo tímido en los greenes, como si estuviera con el freno de mano echado.

También hay que decir que Pieters ha estado muy brillante, especialmente en esos primeros doce hoyos, con un parcial de cuatro bajo par. El belga iba marcando el ritmo y los rivales no veían la manera de acercarse. Daba la sensación de que el torneo estaba en su mano, aunque Arnaus se ha empeñado en lo contrario.

Arnaus se mete en el partido estelar de Praga a codazo limpio

Tras el eagle del hoyo 12 de Adri, donde Pieters hacía birdie, la distancia era de tres golpes en favor del brillante jugador Ryder en 2016. El margen aumentaba a cuatro por culpa de un bogey del español en el 13. Ya se había soltado en el 12 y se frenaba en este par 3 por culpa de tres putts muy inoportunos desde una posición, eso sí, muy delicada. Pieters, desde más lejos, salvaba el par y daba la sensación de que era el golpe de gracia al torneo.

Sin embargo, Arnaus ha jugado un golf soberbio del 14 al 18 y Pieters ha sobrevivido como ha podido. El golfista de El Prat ha tenido opción clara de birdie en cada hoyo, aunque sólo han caído en el 16, tras un tiro sublime que se ha parado a dos palmos del hoyo en uno, y en el 18 con un putt magistral. Precisamente, en el 16 la ventaja se reducía a dos por un bogey de Pieters, que en el 15 ya había salvado un gran par. El belga en ese instante aguantaba como podía y, de repente, parecía que empezaba otro torneo. Dos golpes de ventaja con dos hoyos por jugar.

Adri Arnaus: «He hecho todo lo que he podido y me voy satisfecho»

Sin embargo, en el hoyo 17, con toda la presión tras fallar una calle más, Pieters pegaba un tiro descomunal desde el rough para salvar el pellejo. Esto le permitía salir al 18 con dos golpes de ventaja. Y aún así, Arnaus lo ha puesto contra las cuerdas. Pieters hoy ha salido del hoyo, pero no lo ha tenido nada fácil.

Tiger disecciona el golf actual como la cultura del pelotazo

Arnaus puede irse más que satisfecho de Praga. Es su tercer segundo puesto en su año de rookie en el European Tour, pero lo más importante es que se ha demostrado, si es que hacía falta, que jugando a su máximo nivel no tiene por qué temer a nadie, ni siquiera a un Pieters que ha recordado por momentos a su mejor versión de 2015 y 2016, poderoso desde el tee y especialmente brillante en los greenes.

En cuanto a los otros dos españoles, Gonzalo Fernández Castaño (-9) e Iván Cantero (-9) han quedado empatados en el puesto 23º. Es la mejor posición del golfista asturiano en un torneo del European Tour tras firmar 69 golpes este domingo. Mientras, Gonzalo, par hoy, se marcha con un sabor de boca agrio, pues tenía la oportunidad de darle un buen empujón a la tarjeta, pero se ha quedado a medio camino.

Consulta aquí los resultados finales