Inicio Grandes Circuitos European Tour Pigem sólo mira el siguiente peldaño
Conquista un valioso top ten en el Trofeo Hassan II

Pigem sólo mira el siguiente peldaño

Compartir

Carlos Pigem (-4), con una tarjeta final de 72 golpes, una menos en el día, ha sido el mejor español en el Trofeo Hassan II, conquistando un valioso top-ten. La carga  dominical de Pablo Larrazábal (-3) y Jorge Campillo (-2), que en efecto llegó a producirse, no tuvo buen final. El barcelonés señalaba como decisivo un bogey en el hoyo 11, después de pegar un tiro muy agresivo  desde la calle, que buscaba bandera y que se quedaba por unos centímetros corto, en un bunker. La remontada del extremeño, por su parte, se quedaba sin gasolina al encadenar sendos bogeys en los hoyos 13 y 14.

Pigem, por su parte, da un paso de gigante en el objetivo de conseguir al fin los derechos de juego del circuito europeo. Un paso de algo más de 50.000 euros, concretamente, que a estas alturas de la temporada es algo más que un bálsamo relajante. El asunto tiene mucha más enjundia si pensamos que el viernes, a falta de nueve hoyos, el ilerdense estaba con pie y medio fuera del torneo, con un acumulado de +5 en ese momento y en un campo que, como se ha visto, no es generoso con las remontadas. Pero desde aquel momento, su largo parcial de 45 hoyos ha sido de nueve menos, con la friolera de once birdies y dos eagles.

Hoy, en el hoyo 12, anduvo además muy cerca del albatros, después de pegar un hierrazo 4 desde el fairway que dejaba la bola un metro y medio por detrás del hoyo después de lamer el borde.

Sea como sea, Pigem se ha jurado a sí mismo no mirar más allá del siguiente peldaño. Lógicamente, tiene claro el objetivo y sabe que anda muy bien encaminado, estando como está en el puesto 48º de la Race to Dubai y en el puesto 30º de la Access List, pero no quiere hacer cuentas. Los peldaños, para él, no llevan cifras grabadas, sólo el nombre del siguiente torneo, que en este caso es el Shenzen International que comienza el próximo jueves en China.