Inicio Grandes Circuitos European Tour ¡Que tiemblen todos, Jiménez está a cuatro golpes!

¡Que tiemblen todos, Jiménez está a cuatro golpes!

Compartir

Miguel Ángel Jiménez (-11) ha terminado la tercera ronda del Omega European Masters a cuatro golpes del líder, Alex Noren, tras firmar una vuelta de 69 golpes. La sensación, a bote pronto, es agridulce. El malagueño se ha dejado unas buenas oportunidades por el camino para haber terminado en los mismos números que el primero o, al menos, mucho más cerca…

Recordamos varios momentos claves: putt de eagle errado en el hoyo 7 a unos tres metros tras un imponente tirazo desde el tee, putt de eagle errado en el hoyo 15 tras un magistral segundo golpe desde la calle y tripateo en el hoyo 16 desde unos tres metros para terminar con doble bogey. Para ser justos, en la balanza también hay que colocar los dos buenos putts de par que ha embocado en el 5 y en el 12 y el putt de birdie en el 18 tras otro soberbio hierro desde la calle. Sea como fuere, la lectura final es que se ha dejado algún golpe por el campo que lo tendría ahora mismo más cerca de Noren.

Ahora bien, ¿qué opciones tiene Jiménez mañana de ganar el Omega estando a cuatro golpes del líder? La respuesta es contundente, firme: todas. Y no lo decimos a la ligera, no. Ahí van los datos que lo corroboran.

Cuatro golpes es una distancia perfecta para Jiménez en domingo. Así lo atestiguan sus dos últimas victorias en el circuito Europeo. Tanto en el USB Open de Hong Kong, como en el BMW Championship de Wentworth, ambos la temporada pasada, el malagueño arrancó el último día a cuatro golpes del líder. Sí, es cierto que hay un dato que cambia. En las dos ocasiones anteriores, el líder era el mismo jugador, Robert Karlsson. Ojo porque la coincidencia no se nos cae del todo. No es Karlsson el líder, entre otras cosas, porque sigue de baja, pero sí que es un sueco, Noren. Estos datos y el juego de Jiménez durante esta semana son argumentos más que suficientes para que sus rivales se echen a temblar.

Sin duda alguna, aunque pueda sonar a perogrullo, la clave mañana para Jiménez en el recorrido de Crans-sur Sierre, estará en el putter. Si está inspirado peleará por la victoria.

El principal rival a batir mañana es Alex Noren (-15), un joven jugador sueco que lleva tiempo llamando a la puerta de la victoria. De hecho, ya estuvo a punto de conseguirlo hace dos años en el Abierto de Portugal, pero se la arrebató, precisamente un español, Pablo Martín, amigo y compañero del nórdico en Oklahoma State. Noren, entonces, partió con una ventaja de dos golpes en la ronda final, los mismos que tiene respecto a Schwartzel (-13), un tipo peligrosísimo, un ‘killer’. El sudafricano es casi imparable cuando está en racha. Hoy hubo un momento que pareció que se salía del mapa (-7 en 14 hoyos), pero quedó completamente frenado con un bogey en el 15, uno de los hoyos más fáciles del recorrido. Todo lo contrario que Noren. Un eagle en el 15 ha relanzado su vuelta. Ha terminado con un eagle y dos birdies en los últimos cuatro hoyos. Casi nada. Por cierto, Schwartzel, con 25 años, es el más joven de los de arriba. Noren tiene 27.

El tercero es Bradley Dredge (-12), un jugador que ha empezado el año Ryder motivadísimo. No lo esconde. Su gran objetivo este año es estar en su Gales natal a las órdenes de Colin Montgomerie. Está jugando sólido y muy seguro. Sólo ha cometido cuatro bogeys en los tres días, algo similar a Jiménez, que ha hecho tres bogeys y un doble bogey.

También hay que contar con todos los jugadores que están en doble dígito, mucho más en un recorrido que ha demostrado que permite vueltas muy bajas. Empatados con Jiménez están Ross McGowan y Angelo Que, mientras que con -10 se encuentran Chris Wood y Tongchai Jaidee, dos tipos también peligrosos un último día.

En cuanto al resto de españoles, hay que destacar lo que ha hecho Nacho Garrido (-7). El madrileño ha firmado una gran vuelta de 67 golpes, que le va a permitir mañana luchar por el top ten del torneo. Hoy ha pateado mejor y ha mantenido el buen nivel en el juego largo. Otra vuelta como la de hoy el domingo le garantizaría un sitio entre los diez mejores.

Por cierto, las condiciones de juego en Crans Montana, en Los Alpes, muy poco han tenido que ver con lo que anunciaban las previsiones. Sí ha hecho frío, pero nada del otro mundo. De hecho, hemos visto a algunos jugadores en manga corta, como por ejemplo, Miguel Ángel Jiménez. Tampoco ha habido lluvia. El día ha sido claro, despejado, fantástico para jugar al golf. Veremos mañana…

Pablo Martín (-4) no ha conseguido enlazar una buena racha de birdies que lo disparara en la vuelta. Ha firmado 73 golpes, con un duro final con dos bogeys en los hoyos 16 y 17. Mañana tiene margen de maniobra para asaltar puestos más altos. Todo lo que sea sumar es bueno para el malagueño en su objetivo de mantener la tarjeta.

Rafa Cabrera Bello (-2) tampoco ha podido impulsarse hoy. Ha hecho 71 golpes, par, tras realizar dos birdies y dos bogeys.

Resultados