Inicio Grandes Circuitos European Tour Sólo las tormentas perturban el plácido paseo de Korhonen

Sólo las tormentas perturban el plácido paseo de Korhonen

Compartir
Mikko Korhonen posa con el trofeo de campeón en Austria. © Golffile | Phil Inglis
Mikko Korhonen posa con el trofeo de campeón en Austria. © Golffile | Phil Inglis

Ganar tu primer torneo del European Tour a los 37 años y hacerlo con seis golpes de ventaja sobre el segundo clasificado es un lujo que no muchos se pueden permitir. Mikko Korhonen lo ha conseguido este domingo en el Shot Clock Masters de Austria, un torneo donde el tiempo ha sido el gran protagonista. El European Tour ha demostrado cronometrando todos los golpes que se puede jugar más rápido y el golf vuelve a poner de manifiesto a su vez que el tiempo no es ningún problema para empezar a ganar. Sí, a los 37 años también se puede estrenar el palmarés.

Korhonen se ha dado un paseo por el Diamond Country Club de Viena. Lo único que ha perturbado su victoria han sido las tormentas eléctricas que han obligado a suspender en dos ocasiones el juego. En total, han sido cerca de dos horas de parón. Pero hoy nada parecía inmutar al jugador finlandés, un tipo peculiar, que tardó en hacerse profesional (24 años) y que patea con el guante puesto, al más puro estilo Mikko Ilonen, la gran referencia del golf finés en los últimos años.

Así es el peculiar formato cronometrado del Shot Clock Masters

La victoria nunca ha estado en duda. La exhibición ha sido antológica. Arrancó con cinco golpes de ventaja y terminó ganando con seis sobre el joven escocés Connor Syme (-10). Cierto es también que ninguno de sus más inmediatos perseguidores logró apretarle de verdad las tuercas en ningún momento. Korhonen se ha impuesto con un resultado final de -16, con una tarjeta el domingo de 69 golpes. Es el único que ha logrado jugar los cuatro días por debajo de 70. Es el triunfo de la perseverancia. Un auténtico jornalero de la gloria que ha tenido que jugar la Escuela del European Tour en tres ocasiones en los últimos ocho años para recuperar la tarjeta.

Miguel Ángel Jiménez (-7) es uno de los que salía en la última

Miguel Ángel Jiménez. © Golffile | Phil Inglis
Miguel Ángel Jiménez. © Golffile | Phil Inglis

jornada con la posibilidad de inquietar y moverle la silla al líder, pero en ningún momento se ha podido meter en la pelea. El putter se le ha enfriado cuando más falta le hacía. Dos vueltas de par el sábado y el domingo lo han terminado relegando a la duodécima posición. Eso sí, no hay que desdeñar en absoluto lo que está haciendo el malagueño con 54 años. Suma ya cinco top 20 consecutivos en el European Tour. Qué pena que no podamos verle más menudo en estos escenarios, aunque Miguel a día de hoy tiene muy claro que su circuito principal es el Champions Tour.

A Jiménez se le puede estar birlando una celebración por todo lo alto…

No obstante, el gran nombre propio del golf español este domingo en Austria ha sido Scott Fernández (-8). El granadino ha entregado la mejor tarjeta de la última ronda (65 golpes) y se ha metido en el top ten del torneo. Una actuación impresionante. Ha finalizado séptimo tras hacer ocho birdies y un solitario bogey. Es el primer top ten de su carrera en el European Tour. El primero de los muchos que se esperan de él. Un excelente paso adelante.

El experimento del golf cronometrado ha sido un éxito. Se puede y se debe jugar más rápido. Los elogios a la iniciativa han llegado desde todos los circuitos. Ojalá este valiente paso dado por el European Tour sirva para sentar las bases de una auténtica batalla contra el juego lento. La pregunta clave, no obstante, será saber si el PGA Tour se atreverá a recoger el guante. Está en su mano. El golf lo necesita.

Consulta aquí los resultados finales