Inicio Grandes Circuitos European Tour Víctor Pastor se sube y se baja de la nube con naturalidad

Víctor Pastor se sube y se baja de la nube con naturalidad

Compartir
Víctor Pastor en el Open de España 2018. © Golffile | Thos Caffrey
Víctor Pastor en el Open de España 2018. © Golffile | Thos Caffrey

– El resultado de Víctor Pastor en el Open de España es asombroso. Duodécimo en su primera experiencia en el European Tour, liderando el torneo con Jon Rahm durante la primera jornada, sabiendo sufrir como el que más el viernes para pasar el corte y aprovechando el fin de semana de lo lindo para meterse otra vez en la cabeza del torneo. Sin embargo, probablemente lo más asombroso de Víctor no es tanto su juego, que también, como la naturalidad con la que se ha comportado en una cita de tanta envergadura.

El golfista cordobés, inscrito en el exitoso programa UGPM de la Costa del Sol, se sube y se baja de la nube con una naturalidad impresionante. Ha conseguido disfrutar pese a la presión. Se ha emocionado con su hermano en la bolsa y también ha tenido tiempo de aprender entre birdie y birdie. Ya sabe que en el European Tour hay que ser muy paciente para que salgan las cosas.

Víctor tiene la cabeza muy bien puesta sobre los hombros. Impacta ver la serenidad con la que analiza todo lo que le rodea. Apenas tres minutos después de haber firmado la tarjeta el último día, y cuando aún estaba metido en el top ten del Open de España, ya estaba pensando en la Copa Sotogrande, la próxima cita amateur que tiene en su calendario esta misma semana. ¿Y el European Tour? “Bueno, para eso aún queda tiempo, todavía me tendrán que esperar”, asegura el jugador andaluz. Y tanto que ya le están esperando, aunque el joven Pastor hace muy bien en no tener ninguna prisa. Sabe que el golf es una carrera de largo recorrido.

El pelotazo de la Armada en el Open, en datos

– Un ganador, Rahm, tres top 5 (Elvira y Campillo, además de Jon), seis jugadores en el top 12 (se añaden a los anteriores Cañizares, Otaegui y el amateur Víctor Pastor), y hasta siete en el top-25 (Larrazábal se une a los anteriores). Como se ve, el balance de la Armada española en el Open ha sido arrollador.

– Más balance deportivo. Víctor Pastor ha dado la campanada, pero otros amateurs como Ángel Hidalgo (-1) y Alejandro del Rey no han desentonado, precisamente. Y han vivido una experiencia impagable. Para esto sirve también un Open.

Vista del hoyo 18 del Centro Nacional de Golf durante la ronda final del Open de España 2018. © Golffile | Thos Caffrey
Vista del hoyo 18 del Centro Nacional de Golf durante la ronda final del Open de España 2018. © Golffile | Thos Caffrey

– Hay otro tipo de balances. Por ejemplo, la certificación de que una sede como la del Centro Nacional, en Madrid, quizá no sea la mejor desde el punto de vista estético o de rango de campo (hay muchos mejores en nuestro país), pero desde luego ofrece ventajas que son un tesoro, como son la cercanía con la ciudad (en un momento dado puedes acercarte en bicicleta sin problemas) y el acceso en metro. Está meridianamente claro, además, que con más tiempo y, por tanto, con mayor capacidad de planificación, el recorrido madrileño podría presentar un mejor aspecto. En este sentido ya se ha dejado claro durante toda la semana que más no se ha podido hacer, o mejor dicho,  que bastante ha hecho el equipo de mantenimiento para gestionar todas las adversidades, sobre todo la falta de tiempo y un horror de meteorología.

El golf y Jon se cuelan en el telediario de La 1 en máxima audiencia

– ¿Por qué la Federación Española tendría que cargar con la mayor parte de los gastos de un torneo como el que hemos vivido? Esta era la pregunta que se lanzaba al viento desde la propia Federación cuando decidió no seguir patrocinando el Open de España. Y era un argumento más que razonable el suyo: obligación no había ni hay ninguna, por supuesto que no. Pero el espectáculo de esta semana, la fiesta vivida, nos hace plantearnos de nuevo si hay una mejor manera de gastar el dinero, si hay una mejor manera de provocar impacto, de fomentar el golf, teniendo siempre en cuenta el momento de muchos de nuestros jugadores…

Jon Rahm, el ‘bicho’ del European Tour