Inicio Grandes Circuitos European Tour Kitayama: cuando el gran pelotazo nada tiene que ver con el azar

Kitayama: cuando el gran pelotazo nada tiene que ver con el azar

Compartir
Kurt Kitayama posa con el trofeo de ganador del Afrasia Bank Mauritius Open. © Twitter European Tour
Kurt Kitayama posa con el trofeo de ganador del Afrasia Bank Mauritius Open. © Twitter European Tour

El estadounidense Kurt Kitayama (-20) ha ganado el Afrasia Bank Mauritius Open, el tercer torneo del circuito europeo que disputaba en su carrera, el segundo después de haber obtenido la tarjeta de este circuito a través de la Escuela. El gran pelotazo. Esto es un atajo y lo demás son tonterías.

Pero no será porque no haya buscado con más ahínco que nadie esta carambola maravillosa desde que llegara al equipo universitario de Nevada-Las Vegas, donde de ninguna de las maneras comenzaba destacando, salvo en una parcela, la del trabajo. Cuentan las crónicas que su golf no llamaba la atención, indudablemente tenía capacidades (de otro modo no llegas a formar parte de un equipo universitario), pero no conseguía armar un perfil de jugador fiable, hasta el punto que incluso se dudaba que pudiera ganarse bien la vida con los catorce palos. Pero cuentan también que nadie echaba más horas que él en el campo de prácticas y que nadie ponía más atención e interés que él en hacer absolutamente todo lo que le demandaban sus entrenadores. Método y trabajo a destajo. Hasta que las piezas fueran encajando.

En Mauricio la cosa va de pelotazos

Después, una vez se hizo profesional, no paró, jugando todas las escuelas habidas y por haber, haciéndose sitio a codazos en cada esquina del planeta golf, sufriendo varapalos (como en 2017 en el Web.com), pero evolucionando siempre, sin mirar atrás. No parará hasta ser miembro del PGA Tour, su gran objetivo. Y su juego muestra desde luego los mimbres precisos, comenzando por la pegada desde el tee, parcela en la que va sobrado. No es un bombardero de primerísima línea, tal y como se está poniendo el percal de exigente en este apartado, pero zumba con el driver que es un gusto, llevando la bola a 300 metros de distancia y alrededores con relativa asiduidad.

Hoy, además, Kitayama también ha demostrado que su cabeza está preparada para los grandes retos, porque salía como líder y en el hoyo 5 ya marchaba cuatro menos en el día. Mucho no le temblaban las piernas. Después ha sabido administrar la renta y capear con mano firme los conatos de rebelión. Un triunfo claro y puro de un jugador que si mantiene el mismo espíritu y determinación provocará serios y continuos dolores de cabeza a la flor y nata.

A Gonzalo Fernández Castaño (-4) le estaba saliendo muy bien la jugada, viniendo desde atrás, con un espléndido parcial de cuatro menos en diez hoyos. Tanto, que incluso ya había situado en el radar el objetivo del top ten del torneo. Sin embargo, un doble bogey en el 13, par 5, donde realmente confías en seguir echando leña a la caldera, frenaba en seco la remontada y, lo que es peor, destrozaba su equilibrio y mentalidad. Adri Arnaus (-2), por su parte, cerraba con otra vuelta sobre par un fin de semana donde casi nada le ha salido al derecho.

Consulte aquí los resultados del Afrasia Bank Mauritius Open

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here