Inicio Grandes Circuitos Los Campeonatos del Mundo no tienen hueco en el calendario de Scott

Los Campeonatos del Mundo no tienen hueco en el calendario de Scott

Compartir
Adam Scott. © Golffile | Brian Spurlock
Adam Scott. © Golffile | Brian Spurlock

Hace tiempo que Adam Scott ‘viaja’ por libre en el golf mundial. Al menos, en lo que a calendario se refiere. Es de los jugadores que menos torneos disputa al año, en clara rivalidad con su paisano Jason Day, y ya avanza que esto no va a cambiar en 2019, más bien al contrario. Su última decisión ha sido no jugar ninguno de los Campeonatos del Mundo este año. Así, radical.

Scott asegura que su prioridad volverán a ser los Majors y conseguir una plaza para la Presidents Cup, que este año se celebrará en diciembre. Con este objetivo claro entre ceja y ceja y tras analizar el calendario, el australiano asegura que las fechas de los WGC no le vienen bien para sus planes.

Concretamente, el WGC México Championship se juega justo después del Genesis Open, un torneo que siempre está en su calendario y donde suele lograr muy buenos resultados. Además, el WGC Match Play hace tiempo que no lo juega y el nuevo WGC de Memphis, sustituto del Bridgestone Invitational, se celebra la semana después del The Open Championship.

La realidad es que el año pasado ya se saltó el WGC de México y el Match Play, así que la novedad para este año sería que tampoco jugaría el FedEx St Jude Invitational. Veremos cómo le sale la jugada. Desde luego, demuestra mucha personalidad y confianza en sus posibilidades. Y también, por qué no decirlo, un cierto desdén a algunos de los principales patrocinadores y sustentos del golf internacional.

Adam Scott tomó la decisión de jugar menos en 2011. Desde entonces, nunca ha jugado más de 23 torneos en un año. Esta nueva estrategia coincidió con su victoria en el Masters (2013) y en el WGC Bridgestone Invitational (2011), así como con su ascenso en el ránking mundial hasta el Número 1 del mundo (2014). Se armó de razones para mantener este nueva planteamiento deportivo y vital.

En cualquier caso, todo es discutible, obviamente. En los últimos ocho años ha logrado nueve victorias y este año ha caído al puesto 41º del ránking, mientras que entre 2003 y 2010 logró quince triunfos. Es decir, Adam Scott es muy bueno y tampoco le iba nada mal jugando cuatro o cinco torneos más que ahora. Sea como fuere, es una decisión personal.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here