Inicio Grandes Circuitos Muere Dan Jenkins, una leyenda del periodismo de golf

Muere Dan Jenkins, una leyenda del periodismo de golf

Compartir
Dan Jenkins © SI
Dan Jenkins © SI

 

Fort Worth, la Universidad Cristiana de Texas (TCU) y el mundo del deporte y la comunicación perdieron ayer a uno de los periodistas deportivos más queridos e ingeniosos de Estados Unidos. Dan Jenkins falleció a los 89 años de edad, después de un empeoramiento general de su estado de salud.

Jenkins estaba casado con June, con quien tenía dos hijos, Danny y Marty, y una hija, Sally, galardonada columnista deportiva del The Washington Post, siguiendo los pasos de su padre. Residía en una bonita casa al oeste de Fort Worth desde hace décadas, tras graduarse en la Paschal High School y el la TCU, donde fue integrante del equipo de golf.

En sus últimos años de vida se convirtió en historiador de dicha universidad, que reconoció su entrega dándole su nombre a la sala de prensa del estadio Amon G. Carter, en 2017. Jenkins también era un habitual del torneo The Colonial PGA, cada mes de mayo.

Dan Jenkins, con un Capri en la boca

El pasado mes de septiembre, durante una entrevista, resumió en una sola frase cómo había sido su vida: “No he hecho más que escribir y conocer gente, pasé toda una vida, seis o siete décadas, no sólo escribiendo para vivir, sino cultivando fuentes”.

Jenkins cubría todo tipo de deportes, pero era especialmente conocido por su relación y afinidad con el golf. Su cuenta en twitter era lectura obligada durante los majors, y nunca perdió su mordaz, pero a la vez sutil ingenio. Además, era de las pocas personas que podían presumir de haber sido íntimo amigo de Ben Hogan.

Con su buen humor y su encantadora personalidad se convirtió en una persona muy cercana y de confianza de las principales estrellas del mundo del golf, en especial de Jack Nicklaus y Arnold Palmer. Hogan en su día intentó que se hiciera profesional del golf, pero Jenkins prefirió seguir con el periodismo, su vida.

Después de ingresar en el antiguo The Fort Worth Press, Jenkins se convirtió en uno de los escritores más exitosos e influyentes de Sports Illustrated, en los tiempos en que la revista era la publicación más importante del mundo del deporte en Estados Unidos. También colaboró con las revistas Playboy y Golf Digest.

Jenkins escribió más de 20 libros, incluidos los éxitos ‘Semi-Tough’, ‘Baja Oklahoma’ y ‘Dead Solid Perfect’. El año pasado, publicó otro libro más, ‘Sports Makes You Type Raster’. Ganó innumerables premios, entre ellos el Red Smith Award y el PEN / ESPN Lifetime Achievement Award sore periodismo deportivo literario. Es uno de los tres escritores que se instalarán en el Salón de la Fama del Golf Mundial.

También fue miembro del Texas Sports Hall of Fame, National Sportswriters and Sportscasters Hall of Fame, y recibió el premio a la trayectoria en periodismo deportivo de la PGA of America. Y aunque Jenkins no era un fanático de Texas, la Universidad de Texas creó la Medalla Jenkins a la Excelencia en Escritura Deportiva.

En septiembre desveló que estaba trabajando en otro libro: “Todavía puedo escribir, y la razón por la que todavía escribo es porque no quiero perder esto (dijo golpeando su cabeza). Quiero mantener mi mente activa. No creo en la jubilación; todos los que se retiran demasiado pronto, mueren demasiado pronto”.

Presente siempre en el Masters de Augusta desde hace más de 65 años, en su extensa carrera entrevistó a la gran mayoría de los mejores jugadores de la historia, desde Bobby Jones a Tiger Woods. El mundo del golf y del periodismo le echarán de menos. Descanse en paz.