Inicio Grandes Circuitos PGA Tour A ver si un inusual cambio de aires mete a Sergio en...

A ver si un inusual cambio de aires mete a Sergio en vereda…

Compartir
Sergio García en la ronda final del THE PLAYERS. © Golffile | Ken Murray

Sergio García anda mustio, tal y como ha quedado demostrado en momentos puntuales de las últimas semanas en las que ha competido. Momentos en los que su comportamiento extradeportivo se alejaba de la mesura y el temple mostrado en los últimos años, con reacciones fuera de tono que no le hacen ningún bien, que dañan su imagen y además le impiden rendir al ciento por ciento. Necesita resetear. Pasar página de aquel desgraciado accidente en el Masters. Nada más, porque en realidad la adaptación a su nueva situación familiar, la paternidad, es una bendición se mire por donde se mire, y así lo ha entendido él desde el primer momento. El hoyo 15 del Augusta National lo sacó de los raíles, mermó su confianza y abrió una fisura en el depósito de la paciencia, y necesita restañar heridas y regresar a la buena senda.

Esta semana el español compite en el Byron Nelson y, como todos, se enfrenta a una novedad inusual en el PGA Tour, que no es otra que la nueva sede del torneo, el Trinity Forest Golf Club, en Dallas. ¿Qué tiene de especial? Se trata de un campo de construcción muy reciente (abrió hace menos de dos años, en octubre de 2016) y que en el primer golpe de vista (y en el segundo, el tercero y el cuarto…) se revela como un links puro y duro. Está situado al sur de Dallas, en una nueva zona de desarrollo de la ciudad donde prácticamente no hay nada. La finca está rodeada de bosque, pero el recorrido y el club no tienen árboles ni obstáculos de agua, al más puro estilo links británico, y aunque la costa marítima más cercana se encuentra a no menos de cuatrocientos kilómetros, resulta que es zona de mucho viento. Al fin y al cabo estamos en Dallas, ciudad ventosa por excelencia…

AT&T Byron Nelson: horarios y cómo ver en directo por televisión

Trinity Forest Golf Club.
Trinity Forest Golf Club.

Existe una enorme expectación y curiosidad en Estados Unidos por ver cómo acogen los jugadores el nuevo escenario. Por comprobar las bondades, virtudes y defectos de este diseño de Ben Crenshaw y Bill Coore, con la colaboración de Harrison Frazar, que ya colecciona todo tipo de adjetivos en los medios especializados, no todos positivos, entre los que destaca uno, por supuesto: es único. Muy especial, extraño. Veremos si también es magnífico. En todo caso, un inusual cambio de aires que en este lado del Atlántico se percibe como muy interesante y atractivo y que a Sergio le puede ayudar.

Trinity Forest Golf Club.
Trinity Forest Golf Club.

Al de Borriol le van y le ‘ponen’ este tipo de retos, porque él además disfruta en los campos tipo links. Quizá sea una excelente oportunidad de centrarse en el trabajo puro y duro y de reconstruir esa burbuja en la que transitaba desde hace mucho tiempo por todos los campos de golf del mundo. El español es cabeza de cartel en la cita, acompañando a Jordan Spieth e Hideki Matsuyama en este papel, los dos únicos top-10 del mundo presentes.

Consulte aquí los resultados en directo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here