Inicio Grandes Circuitos PGA Tour Hay un nueva regla que Jordan Spieth no termina de entender

Hay un nueva regla que Jordan Spieth no termina de entender

Compartir
Jordan Spieth, hoy en la segunda ronda del Open Championship.
Jordan Spieth.

Jordan Spieth hará su debut en 2019 este jueves en la primera jornada del Sony Open, en el recorrido Waialae Country Club de Honolulu. Será, por tanto, la primera vez que se enfrente a las nuevas reglas del golf que entraron en vigor el pasado 1 de enero.

El texano habló sobre ellas con su habitual transparencia. Por ejemplo, admitió que le parece muy interesante la posibilidad de hacer swings de prácticas en las áreas de penalización, sin embargo hay una modificación que él no termina de entender. Se trata de la nueva manera de dropar.

El Sony Open no es el hermano pequeño de nadie…

“No entiendo porque se ha bajado la altura del dropaje a la rodilla. Yo creo que dropar como antes, desde el hombro, no es ninguna ventaja, más bien al contrario, es una desventaja, así que por qué no podemos seguir haciéndolo”, explica. En este sentido, Spieth habría apostado por una regla que hubiera permitido dropar desde cualquier altura entre el hombro y la rodilla, dando más libertad a los jugadores. “No tiene mucho sentido”, afirma.

“No entiendo porque se ha bajado la altura del dropaje a la rodilla. Yo creo que dropar como antes, desde el hombro, no es ninguna ventaja, más bien al contrario, es una desventaja, así que por qué no podemos seguir haciéndolo”

La reflexión de Spieth, en cualquier caso, parece algo extraña. Precisamente, el sentido de las nuevas reglas es aligerar el juego y facilitar la vida a los jugadores. Según este criterio, el planteamiento de Spieth no hace otra cosa si no dar la razón a la USGA y al R&A.

Las nuevas reglas libran a Webb Simpson de una penalidad

Más allá de las nuevas reglas, hay ganas de ver en acción de nuevo a Spieth tras completar en 2018 el peor año de su carrera. Recuerden que ni siquiera logró clasificarse para la final de la FedEx Cup y ha pasado se ser considerado uno de los ‘Big Three’ del golf mundial al Número 17º del ránking. Hay expectación por comprobar cómo regresa a la competición.

Spieth asegura que no se ha vuelto loco en la pretemporada. Ha trabajado sobre todo el putt, el gran lastre del año pasado, aunque no ha querido compartir con el mundo los detalles de este entrenamiento específico. Lo que sí tiene claro y anuncia a los cuatro vientos es que su gran objetivo para 2019 es volver a ganar y, sobre todo, volver a estar más domingos con opciones de victoria.

Poulter se autoimpone un castigo ejemplar por incumplir una norma del PGA Tour

Además de para entrenar, Spieth aprovechó el descanso invernal para contraer matrimonio en Dallas en el mes de noviembre. En este sentido, ha dejado una anécdota. Ha explicado que no jugará con anillo porque no se siente del todo cómodo con el grip, especialmente con el putter.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here