Inicio Grandes Circuitos PGA Tour Rahm revienta la maldición a hierrazo limpio y se pone líder

Rahm revienta la maldición a hierrazo limpio y se pone líder

Compartir
Jon Rahm.
Jon Rahm.

Jon Rahm (-15) es el líder del THE PLAYERS Championship a falta de 18 hoyos. El jugador de Barrika ha entregado una excepcional tarjeta de 64 golpes en la tercera ronda y se ha colocado en la primera posición con un golpe de ventaja sobre Rory McIlroy y Tommy Fleetwood. Rahm ha superado a todos en un sábado de ensueño, arrancando las pegatinas a los de arriba con un recital de golf de época.

Sí, el sábado. El día negro. El fatídico. El que se le daba tan mal en Sawgrass. Aquel en el que firmó 82 golpes en 2017 y 77 en 2018. Así es Jon. No sólo no teme a las maldiciones, sino que las revienta. Las hace añicos. Las pulveriza. Son un aliciente añadido que no sirve más que para elevar su nivel. Lo de este sábado ha sido una obra maestra. La mejor de vuelta del día y a un golpe de igualar el récord absoluto del fiero Stadium Course.

VÍDEO | Los mejores golpes de Jon en la tercera ronda en Sawgrass

El despliegue de Jon con los hierros ha sido magistral durante todo el día, aunque a partir del hoyo 9 entraba en una especie de trance que le ha hecho volar por el recorrido de Ponte Vedra Beach. Ha alcanzado la excelencia. Del 9 al 18 ha hecho cinco birdies y un eagle. El putt más lejano que ha tenido que embocar ha sido de siete pies, es decir, algo más de dos metros. De locos. Incluso el eagle ha sido majestuoso, con un hierro a menos de un metro del agujero. En los golpes a green ha sacado de media al resto de jugadores casi cinco golpes y medio. Desde 2004, contabilizadas 6.931 vueltas, sólo en siete ocasiones se han visto exhibiciones tan portentosas como la de Rahm hoy. Una ronda para guardar en la retina.

DECLARACIONES | Lo que aprendió en la Ryder y piensa aplicar este domingo

Este sábado se ha derramado a borbotones el poderío de esta nueva versión de Jon Rahm que ha venido cincelando pacientemente en los últimos meses. Una nueva versión que combina el talento y la determinación de siempre con una actitud mucho más positiva en el campo, más tranquila, más bajo control. Encaja mejor las adversidades y mantiene siempre, o casi siempre, las pulsaciones en su justa medida. Se enfada cuando falla, por supuesto, pero lo canaliza mejor, lo contiene, pasa página mucho más rápido.

Jon Rahm.
Jon Rahm.

La prueba de fuego hoy llegaba en el hoyo 6, después de hacer bogey fallando un golpe desde el centro de la calle a noventa metros del hoyo. Pocos errores hacen rabiar más a un profesional que ése. No sólo hacía bogey, sino que frenaba su impulso inicial que había tenido con los dos birdies en el 2 y 5. Estaba en plena remontada y se paraba en seco. El otro Jon, el de sus primeros torneos, el visceral, se habría comido el palo y las manos y podría haber respondido bien… o no. Sin duda, habría tenido más prisa por volver a hacer birdies y recuperar el impulso. Seguramente, habría apretado más el acelerador en los hoyos 7 y 8 y, aunque todo esto no deja de ser un ejercicio de ciencia ficción, es más que probable que hubiera cometido un error más grande debido a la ansiedad.

Así vivimos en directo la tercera jornada del THE PLAYERS

Sin embargo, este Jon ha digerido el palo con tranquilidad y ha seguido jugando el mismo golf, sin aspavientos, sin querer hacer más de lo debido, sin salirse del plan. Ha sacado dos pares sencillos en el 7 y 8 y a partir de ahí ha compuesto una sinfonía. Tirazo tras tirazo… Curiosamente, los hierros era la parte del juego más débil en el inicio de la temporada. Se pueden hacer una idea en lo que ha estado trabajando desde el WGC México.

El blog de Jon Rahm

Jon ha derribado otro listón este sábado. Por primera vez saldrá como líder en un torneo del PGA Tour y, además, lo hará en uno de los más grandes del año en la última jornada. No es un major, pero anda muy cerca. Desde luego, aquí están los mejores y el campo es un test a la altura de los más exigentes del mundo. Es una experiencia nueva y habrá que ver cómo la digiere. A bote pronto, pinta bien. Está jugando un gran golf y Jon es de los que prefiere controlar la situación desde arriba, mandando, igual que le gustaba a Tiger.

Jon ha derribado otro listón este sábado. Por primera vez saldrá como líder en un torneo del PGA Tour

Jon saldrá este domingo en el partido estelar con Tommy Fleetwood, a partir de las 13.35, hora local en Florida. En principio, los candidatos a la victoria son los que están a cinco golpes o menos de Jon, aunque dependerá de las condiciones del campo. Hoy no se ha mostrado tan fiero como se esperaba. El viento no ha soplado con demasiada fuerza y apenas han caído cuatro gotas. Si llueve esta noche, según dice la previsión, los greenes estarán aún más receptivos el domingo y tampoco se espera vendaval, con lo que seguramente se verán vueltas bajas como hoy. De hecho, no se hacía un 64 un sábado en Sawgrass desde 2007. En cualquier caso, el día ha sido más difícil que la segunda ronda. Hoy se han hecho 21 vueltas por debajo de 70 golpes y el viernes se hicieron 40. La diferencia es importante.

Tiger Woods ‘se pica’ hasta jugando a las canicas…

Según la ley de los cinco golpes, ya saben, la distancia a partir de la cual un jugador se puede considerar que está con opciones de ganar un domingo, hay que tener en cuenta a McIlroy y Fleetwood (-14), Jason Day (-12), Abraham Ancer (-11) y Schiederjans, Snedeker, Furyk, Bradley, Dustin Johnson y Harman, todos son -10. Aunque sin Jon consigue mantener la versión ofrecida hoy, desde luego, los demás lo tienen crudo.

Quien no pudo meterse en la pelea por la victoria ha sido Sergio García (-3). El de Borriol ha hecho 74 golpes y ha perdido muchas posiciones en la tabla. Lo cierto es que tuvo opciones de entrar en la batalla tras el eagle del hoyo 11, pero se le escapó una gran opción en el 12 y cometió bogey en el 15. Finalmente, un doble bogey en el 17, tras marcharse al agua, finiquitó sus posibilidades.

Consulta aquí los resultados en vivo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here