Inicio Grandes Circuitos PGA Tour La gripe obliga a Jon a realizar un ajuste en plena vuelta

La gripe obliga a Jon a realizar un ajuste en plena vuelta

Compartir
Jon Rahm. © Golffile | Thos Caffrey
Jon Rahm. © Golffile | Thos Caffrey

Jon Rahm no entendía muy bien lo que estaba pasando en los primeros hoyos de su estreno en el Desert Classic. Pegaba buenos golpes, justo al sitio, con el palo adecuado y, sin embargo, la bola se quedaba muy corta. Incluso, con el drive no avanzaba lo que suele ser habitual en él. No era una cuestión del viento, sino una mezcla de factores que le obligaron a ajustarse en plena vuelta para empezar a encontrar los birdies.

CRÓNICA: Rahm toma posiciones en un día histórico para Mickelson

La primera señal de alarma llegó en el hoyo 2. Jon pegó el golpe tal y como quería, pero se quedó muy corto y acabó haciendo bogey. A partir de ese momento, decidió que había que coger uno o dos palos más. Así estaba el día. Lo hizo y le salió bien, aunque no fue sencillo. “Lo más complicado en estas situaciones es creerte que ese es el palo que necesitas para esa distancia. Es más difícil el ajuste mental que otra cosa, pero está claro que yo hoy lo necesitaba”, señalaba el de Barrika después de su vuelta.

VÍDEO: La portentosa exhibición de Mickelson en menos de cinco minutos

¿Y por qué le pasó esto si no hacía mucho viento? La explicación es una mezcla de factores. Por un lado, las temperaturas eran bastante bajos y el aire, aunque no soplara el viento con intensidad, se sentía muy denso. Además, y seguramente lo más importante, es que Jon está saliendo de una gripe que ha dejado su cuerpo algo maltrecho. “Me encuentro mejor, pero aún estoy un poco débil. Quizá es por esto que no iba tan largo hoy. No estoy al cien por cien y probablemente sea esto lo que me esté quitando esa diez yardas con el drive. No me siento mal ahora mismo y por suerte no me ha afectado al estómago, pero sí he tenido fiebre, que se ha ido con medicación, y tengo mucha tos y congestión en el pecho. Incluso he ido tosiendo por el campo. También he tenido cierto dolor de cabeza y el cuerpo bastante fastidiado, pero poco a poco me voy sintiendo mejor y espero que estar ya bastante recuperado mañana”, explica.

“Me encuentro mejor, pero aún estoy un poco débil. Quizá es por esto que no iba tan largo hoy. No estoy al cien por cien y probablemente sea esto lo que me esté quitando esa diez yardas con el drive”

Rahm abrió el Desert Classic, pese a la gripe, con una vuelta de 66 golpes en el recorrido La Quinta y se ha colocado en el puesto octavo. Hoy jugará el Nicklaus Course.