Inicio Grandes Circuitos PGA Tour La línea maestra de Spieth y sus ganas de verse con Rory

La línea maestra de Spieth y sus ganas de verse con Rory

Compartir
Jordan Spieth. © Golffile | Ken Murray
Jordan Spieth. © Golffile | Ken Murray

No suelen decepcionar las comparecencias públicas de Jordan Spieth. Casi siempre que se pone delante de los micrófonos y cámaras tiene algo interesante que decir. Así ha ocurrido, por ejemplo, en la rueda de prensa que ha concedido en tierras de Hawai, donde se prepara para jugar a partir de mañana el Sentry Tournament of Champions.

Como línea maestra de actuación ante el golf, y probablemente también ante la vida, el texano ha reconocido que trabaja mucho en la idea de no tener miedo al error o al fracaso. Asegura, por ejemplo, que dicho convencimiento resultó fundamental en aquella épica última jornada del British Open en Royal Birkdale. “Nadie es perfecto en el deporte. No importan las críticas sino saber que vas a fallar y que eso te hará aprender y corregir los errores”. No es desde luego un mal consejo, mucho menos viniendo de un muchacho de 24 años, aunque ya se sabe que Spieth ha sido un ‘adelantado’ en casi todo… No en vano ya ha confirmado también, a su edad, el compromiso con su novia Annie Verret.

Rahm busca en Hawai la senda que abrió Sergio

Además, cuestionado acerca de si le motiva más batir a unos jugadores que a otros, señalaba que no juega “para ganar a nadie sino para acabar primero en la clasificación”. Una vez aclarado este punto sí reconocía que le apetece verse un domingo jugándose un torneo junto a Rory McIlroy. “He tenido unas cuantas batallas con Dustin Johnson y con Jason Day, alguna también con Justin Thomas, pero ninguna con Rory y creo que realmente lo disfrutaría por ese modo de jugar que tiene él, sin miedo, que me forzaría a jugar de la misma manera”.

Por último, reconoce que el retorno de Tiger es el gran debate o cuestión del año y apunta que en esta ocasión, por todas las circunstancias que se dan y sobre todo por el juego que ha mostrado, cree que su retorno llega en el mejor momento en mucho tiempo, en años. Por ello, y por el feroz combate que va a darse entre las jóvenes realidades del golf mundial y los veteranos en forma, asegura que “en los próximos seis meses va a ser muy especial formar parte de todo esto”.

Rahm luchará por el Número 1 con Johnson y Spieth