Inicio Grandes Circuitos PGA Tour La mística del 17 de Sawgrass, desde el mismo tee

La mística del 17 de Sawgrass, desde el mismo tee

Compartir
Sergio García y José Manuel Lara tras el hoyo en 1 en el 17 de Sawgrass durante el THE PLAYERS 2017.
Sergio García y José Manuel Lara tras el hoyo en 1 en el 17 de Sawgrass durante el THE PLAYERS 2017.

José Manuel Lara, profesional de golf y actual colaborador de Movistar Golf, se encuentra esta semana en Ponte Vedra Beach. Nunca jugó el THE PLAYERS, pero sí tuvo la oportunidad de vivirlo muy de cerca en el TPC Sawgrass hace un par de años, llevando la bolsa de Sergio García. Junto a él, por ejemplo, el castellonense hizo hoyo en uno en el legendario hoyo 17, el par 3 en isla más famoso del mundo, una experiencia que muy pocos pueden experimentar desde el mismo tee. “Sergio valoraba si pegar un PW tranquilito o un 52 a tope. Al final eligió la segunda opción, que es la que más me gustaba a mí también, y mira, hoyo en uno”, recuerda.

Blog de Jon Rahm: Un campo que me gusta y un cambio que pienso que me favorece

Pero este hoyo, un corto par 3, por muy en isla que sea, y la experiencia de testarlo en plena competición, va mucho más allá incluso de un hoyo en uno como aquel. “Llegas allí andando desde el green del 16 por un pasillo y el run run se va haciendo más fuerte… Es un hoyo impactante, con todo ese graderío, la gente, el ruido. Ves a los jugadores algo más que concentrados, igual que a los caddies. Te falta un poco el aire”, describe de un modo muy expresivo el valenciano.

Tee Times: Rahm y Sergio, juntos y ‘vigilados’ por el Número 1 del mundo

Es la mística de esta obra maestra de Pete Dye. De todos modos, a pesar de su corta longitud (en torno a los 125 metros), tiene también algunas dificultades farragosas que sortear, además de la presión ambiental. “El viento te puede crear bastantes problemas, sobre todo porque no es fácil de leerlo cuando estás ahí. Algunos graderíos casi tienen una altura de tres pisos, así que desventan mucho y te puedes equivocar. Hay una gran bandera de Estados Unidos que suele estar situada por detrás del green, en una especie de torre de televisión, que es la más fiable a la hora de ver la intensidad y dirección del viento. El abanico normal de posibilidades suele ir de un 52, como el que pegó Sergio, a un hierro 9 tranquilo, pero luego dependes del viento”.

Lara anuncia, en cualquier caso, algunos cambios sustanciales para esta edición, en la que el torneo ha vuelto al mes de marzo, algo más frío que mayo, entre otras cosas. “Entre el cambio de fechas y que parece que va a hacer viento, es posible que se vea algún hierro 8 y algún hierro 7… Ya veremos si es así, pero puede ser aún más divertido”.

El famoso par 3 en isla de Sawgrass: ¿original o copia?

Como es lógico, la posición de bandera también puede echarle picante al asunto. No suelen cambiar prácticamente nada de un año para otro y José Manuel tiene muy claro que la más complicada es “la que ponen arriba, a la izquierda. Tiene su miga, porque está en una plataforma muy pequeña y si quieres picar arriba hay muy poco espacio y corres el serio riesgo de irte por detrás al agua. Por otro lado, si te quedas corto, la bola baja y te queda un putt bastante largo”.

THE PLAYERS Championship: horarios y dónde ver en directo por televisión

Según lo ve Lara, sobre todo después de la experiencia vivida ‘in situ’, sólo hay un modo de jugar el 17 del Stadium course del TPC Sawgrass con relativa calma, participando incluso del jolgorio: “si llegas a ese punto del campo sobrado en la tarjeta, con un buen resultado, no debes tener muchos problemas para ponerla en el centro del green, pero en cuanto llegas apretado y buscas más, pueden comenzar los problemas… Sí, la mejor manera de llegar allí es con los deberes bien hechos antes”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here