Inicio Grandes Circuitos PGA Tour Mickelson vuelve a tener un encontronazo con las reglas

Mickelson vuelve a tener un encontronazo con las reglas

Compartir
Mickelson, con su caddie © Golffile | Eoin Clarke
Mickelson, con su caddie © Golffile | Eoin Clarke

Después de lo vivido hace algunas semanas en el US Open y toda la polémica que se generó, Phil Mickelson volvió a tener un encontronazo este domingo con las reglas del golf. En concreto, con la número 13-2, que prohibe mejorar determinadas áreas con las que obtener una potencial ventaja.

En el hoyo siete, el golfista de San Diego pisó repetidamente una zona con hierba festuca justo delante de la bola antes de golpear la bola con su drive. Pero nada más hacerlo, pensó: “Dios mío, esto podría incumplir las reglas”. Así que se lo comentó a su compañero de juego, Lanto Griffin.

Ambos llamaron al oficial Robbie Ware, que confirmó la ilegalidad que había cometido Mickelson, por la que se impuso a sí mismo dos golpes de penalidad. “Fue una de esas cosas que haces sin prestar atención o pensar lo que realmente estás haciendo”, dijo.

En el US Open también recibió dos golpes de penalidad por golpear una bola que estaba en movimiento, evitando así que saliera del green. Aquella acción fue muy criticada y obligó a Phil a disculparse, aunque como él mismo confesó, fue totalmente premeditada.

Ayer, para colmo, en el último hoyo firmó un triple bogey tras desviarse desde el tee de salida de un par tres y mandar su bola al putting green situado junto a las tribunas, enviar su segundo golpe al bunker tras dropar, y terminar con un tripateo. Sin duda, un mal momento mental para el campeón estadounidense.