Inicio Grandes Circuitos PGA Tour El nuevo y cercano Tiger en su vuelta a Torrey Pines

El nuevo y cercano Tiger en su vuelta a Torrey Pines

Compartir
Jason Day y Tiger Woods, saludándose © PGA Tour
Jason Day y Tiger Woods, saludándose © PGA Tour

En su mejor momento, Tiger Woods apenas perdería tiempo en observar a sus rivales. Y en caso de hacerlo, su mirada sería tan fría y penetrante que a buen seguro resultaría intimidatoria para más de uno. Pero la nueva versión del golfista californiano que estrena la temporada esta semana en el Farmers Insurance Open no tiene nada que ver.

Es sin duda el primer gran detalle que deja el exnúmero 1 del mundo tras disputar nueve hoyos de prácticas este martes en Torrey Pines junto a Jason Day y Bryson DeChambeau, donde además de entrenarse, se dedicó a repartir sonrisas, charlas y abrazos como si se hubiera transformado en una persona completamente diferente.

“Las otras veces que regresó no creo que estuviera realmente listo, seguramente volvió demasiado pronto”, reconoció Day tras su entrenamiento con Tiger. “Esta vez, definitivamente, parece estar listo. Creo que su swing es realmente bueno, está pegando largo al drive y tiene velocidad, algo fantástico. Y su toque está regresando”, añadió.

Los 10 mejores golpes de Tiger Woods en Torrey Pines

Tiger pegó buenos drives en los nueve hoyos, jugó bien con los hierros y los wedges, y embocó bastantes putts. Pero también terminó en algunas ocasiones en lo más profundo del rough de Torrey Pines. Aunque el resumen general es que se encontró bien en un campo que conoce a la perfección, donde ganó siete veces el Farmers y una el US Open, además de sus éxitos como Junior.

“Me siento bien”, reconoció Tiger. “Antes del Hero World Challenge, los médicos me dieron el visto bueno para jugar cuando faltaban unas tres o cuatro semanas para el torneo, y creo que lo hice bastante bien en ese tiempo de preparación. Pero ahora he jugado un poco más de tiempo para llegar listo a este evento”, explicó el californiano.

“He jugado mucho más al golf y, en general, creo que he hecho algunos buenos cambios. Ahora es sólo cuestión de venir aquí y volver a competir. Estoy tratando de construir un juego más sólido, pegando muchas bolas y aumentando mi resistencia. Es algo que hay que hacer, pegar bolas y bolas durante un tiempo para mejorar tu consistencia y la de tu musculatura. Siento que ya lo hecho, así que es hora de jugar un torneo”, explicó.

Acostumbrados a ver a Tiger alejado de sus compañeros de juego, llama la atención el cambio que ha experimentado. Su complicidad con Jason Day fue uno de los asuntos más comentados de la tarde en Torrey Pines. Al igual que su cercanía y sonrisas con otros jugadores, caddies y oficiales. Incluso fue a buscar a Justin Rose al putting green para darle un gran abrazo.

Y si el comportamiento de Woods llamó la atención a todos los que siguieron activamente su ronda de entrenamiento, lo hizo aún más para Bryson DeChambeau, que jugaba con Tiger por primera vez. “Hubo un par de momentos en los que sentí que estaba jugando con los mejores”, dijo.

Jon Rahm, un sueño para el domingo y el Número 1

El ganador del 2017 John Deere Classic está convencido de que todo el mundo quiere volver a ver a Tiger a su máximo nivel. “Espero que regrese a su mejor momento, realmente lo creo. Su pasión por el juego está ahí, su drive está ahí, y si lo hace funcionar, va a ser realmente aterrador de nuevo para todos”, añadió DeChambeau.

Para Jason Day, que tampoco tuvo su mejor año en 2017, el regreso de Tiger pinta bien: “Se le ve impresionante, me alegró verlo. El año pasado estuvo aquí y en Dubai, así que realmente es como si no hubiera jugado en dos años. Creo que lo importante en este caso es no adelantar acontecimientos o pensar que va a volver y a ganar directamente. Aunque puede hacerlo, no digo que no, nunca se sabe…”. Desde mañana lo comprobarán…