Inicio Grandes Circuitos PGA Tour Es el Western Open, estúpidos

Es el Western Open, estúpidos

Compartir
Hoyo 14 del Conway Farms Golf Club © Conway Farms
Hoyo 14 del Conway Farms Golf Club © Conway Farms

No se tome nadie el insulto como algo personal. No alude a nadie, es sólo un giro enfático muy americano y por otro lado muy manido en los últimos tiempos. Tiene que ver el uso de este recurso con que el BMW Championship que se disputa a partir de este jueves en el Conway Farms Golf Club (Lake Forest, Illinois) es, en efecto, el tercer playoff de la FedEx Cup, pero es también el heredero directo e intransferible del Western Open, torneo centenario que para muchos, aún hoy, debió ser considerado en su día como un Grande, que cumple este año su 114ª edición y que por tanto no deja de ser una espléndida reliquia, un bellísimo homenaje anual a los orígenes del golf de alta competición.

Una primera e irrenunciable pregunta en el mar de los espónsores y los calendarios: ¿es realmente el BMW el heredero del Western Open, teniendo en cuenta que entre otras cosas dejó de ser ‘Open’ en 2007? Lo es, sin ninguna duda. Este torneo fue ideado, fundado y desarrollado por la Western Golf Association desde 1899 y es ella la que sigue considerándolo como su bandera, su principal estandarte, estando detrás del evento a todos los efectos e impulsando obras sociales gracias a él, sobre todo la Evans Scholars Foundation, que depende directamente de la propia WGA.

Dicho lo cual, no queda más remedio que concluir, aunque sólo sea desde un punto de vista romántico, que formar parte del palmarés de este torneo tiene un extra, si es que el dinero realmente no lo es todo…

Otra cita mas con la historia para los tres españoles presentes en Conway Farms, que son Jon Rahm, Sergio García y Rafa Cabrera Bello. Una vez más, el listón a superar lo pone Severiano Ballesteros, que fue tercero en el Western de 1985. Olazábal fue octavo en 1990 y Sergio colecciona un noveno (2007), un sexto (2009) y un cuarto (2014). Sergio, por cierto, necesita un puesto en el top 18 del domingo para asegurar su presencia en el último torneo de los playoffs. Rahm, por su parte, tiene el objetivo de acabar dentro del top 5 de la FedEx, donde ahora mismo está, para depender de si mismo en la última prueba. En cuanto a Rafa, su reto es aún mayor.

El tamaño de esta cita lo subraya asimismo la existencia del Western Amateur, que arrancó igual que su hermano mayor en 1899 y hoy todavía es una de las citas más importantes del calendario amateur que se disputa bajo el formato de cuatro rondas medal y un cruce final match play entre los 16 mejores. Un detalle: el gran Bobby Jones nunca lo ganó, lo que ya es mucho decir (en 1920 se quedó en las semifinales). Otro detalle: Tiger lo ganó en 1994. Y un último y especial detalle: hace once años, en 2006, el actual Número uno del mundo, Dustin Johnson, caía en cuartos de final del Western Amateur ante Bronson LaCassie, que lo barrió por 6 y 5 y que luego sería el ganador del torneo tras ganar en la gran final… ¿Saben a quién se impuso en la final por 2 y 1? A Pablo Martín Benavides, que a su vez había superado en octavos a un tal Billy Horschel…

Pinche aquí para consultar los horarios de salida

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here