Inicio Grandes Circuitos PGA Tour Schauffele se apunta la primera proeza del año

Schauffele se apunta la primera proeza del año

Compartir
Xander Schauffele posa con el trofeo de campeón del Sentry TOC de Hawái. © PGA Tour
Xander Schauffele posa con el trofeo de campeón del Sentry TOC de Hawái. © PGA Tour

Xander Schauffele (-23) conquistó en Hawái la cuarta victoria de su carrera con una vuelta final de película. Igualó el récord del Plantation Course de Kapalua con una tarjeta de 62 golpes, once bajo par, ocho birdies, dos eagles, metiendo dos desde fuera y acabando con un parcial majestuoso de seis bajo par en los últimos siete hoyos. Es la primera proeza del año. Así, fácil, para abrir boca.

Gary Woodland (-22) aún se está preguntando si fue un camión o un tren lo que le pasó por encima. Su cara en el green del hoyo 18 era todo un poema. Para no dar crédito. Salía de líder con tres golpes de ventaja sobre Rory McIlroy y remató el torneo con una magnífica ronda de cinco bajo par. En el país de los normales habría ganado cien de cada cien veces el torneo, pero esta vez se encontró con un extraterrestre que se transforma cada vez que huele la sangre.

En el país de los normales Woodland habría ganado cien de cada cien veces el torneo, pero esta vez se encontró con un extraterrestre que se transforma cada vez que huele la sangre

Poco o nada se puede reprochar el bueno de Woodland. Tuvo putt de birdie en el 18 para forzar el desempate. Antes, había metido todos los claves, pero esta vez se le escapó el más importante. Tenía tres metros. Negaba con la cabeza. No se lo creía. Había llevado su liderato en la ronda final con mano de hierro, sólido, sin cometer errores, metiendo los putts que había que meter, como en el 11, 12, 15 o 17. Había mantenido a raya a un gris Rory McIlroy, pero se topó en su camino con el mayor perro de presa que existe hoy en día en el PGA Tour.

VÍDEO | El bombazo de Schauffele desde la calle en el hoyo 12 para dinamitar el Sentry

Las cuatro victorias de Schauffele han llegado remontando en la última jornada. En el Greenbrier de 2017 recuperó un golpe a Robert Streb, en el Tour Championship de ese mismo año recortó dos a Paul Casey, en el WGC HSBC Champions de 2018 salió a tres de Tony Finau y hoy ha hecho el más difícil todavía enjugando los cinco golpes de ventaja que tenía Woodland. Si miras por el espejo y ves llegar a Schauffele, échate a temblar.

Los Reyes Magos le devuelven a Justin Rose el Número 1 del mundo

Tiene un instinto asesino muy especial. Suma ya cuatro triunfos en los últimos 18 meses y con apenas 25 años. Se coloca sexto del mundo. En cuanto ve la oportunidad se lanza a por ella de manera despiadada y es capaz de llevar su juego a otra dimensión. Su final ha sido arrebatador. Arrancó embocando desde cien metros en el hoyo 12 para eagle y a partir de ahí pegó un tirazo tras otro. Descomunal. Sus hoyos 17 y 18 han sido de bandera. En el penúltimo se anotaba el primer birdie del día con un hierro 3 galáctico (luego lo haría también un bravo Woodland) y en el último pegaba una soberana madera 3 y se dejaba un putt de eagle de poco más de tres metros que no lograría embocar. Ha sido una exhibición. Es un jugador llamado a grandes cosas.

Xander Schauffele saluda al público de Hawái. © PGA Tour
Xander Schauffele saluda al público de Hawái. © PGA Tour

En cuanto ve la oportunidad se lanza a por ella de manera despiadada y es capaz de llevar su juego a otra dimensión. Su final ha sido arrebatador

La decepción del domingo en Hawái ha sido, una vez más, Rory McIlroy (-15). El norirlandés ha terminado cuarto, que no es un mal resultado, pero nuevamente ha fallado en la última ronda saliendo con opciones de victoria. No ha conseguido meter nada en los greenes y empieza a ser una constante en los últimos tiempos. Ha salido seis veces primero o segundo un domingo en el PGA Tour desde 2016 y nunca ha conseguido ganar con una media de golpes en la ronda final de 72.5.

McIlroy ha salido seis veces primero o segundo un domingo en el PGA Tour desde 2016 y nunca ha conseguido ganar con una media de golpes en la ronda final de 72.5

Jon Rahm (-13) ha comenzado el año con un nuevo top ten. En ningún momento se llegó a meter en la pelea por la victoria. Lo tenía muy difícil y Schauffele y Woodland terminaron por ponerlo imposible. Arrancó con un bogey en el hoyo 2, pero reaccionó muy bien con cinco birdies entre el 3 y el 12. Cerró el torneo con otra buena vuelta de 69 golpes, cuatro bajo par. Sus números siguen siendo espectaculares. Son ya 29 veces acabando entre los diez primeros en 66 torneos del PGA Tour o European Tour. O lo que es lo mismo, es top ten en más de un cuarenta por ciento de las ocasiones.

Consulta aquí los resultados finales

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here