Inicio Grandes Circuitos PGA Tour Snedeker, medio año de calvario por una lesión en el esternón
Ha tenido que cambiar de swing, de entrenamientos y hasta de dieta

Snedeker, medio año de calvario por una lesión en el esternón

Compartir
Brandt Snedeker © Golffile | Ken Murray
Brandt Snedeker © Golffile | Ken Murray

El 4 de julio tendrá desde este año un nuevo significado para Brandt Snedeker. Fue el día en el que cayó fulminado por un intenso dolor que le ha mantenido lejos del golf durante casi medio año y contra el que está luchando con todas sus fuerzas.

“Íbamos a jugar al golf. Salí al campo y no pude golpear ni cinco bolas, no podía respirar”, confesó el golfista de Nashville este lunes desde el campo de prácticas del Sea Island Golf Club donde este jueves arrancará el RSM Classic, su primer torneo del PGA Tour desde junio.

Será allí y en el QBE Shootout que jugará junto a Bubba Watson del 8 al 10 de diciembre donde mida el estado en que se encuentra tras un intenso trabajo de recuperación en la lesión que sufrió en el esternón.

“Llegamos a un punto en el que los médicos decían: ‘Tenemos que averiguar si ha mejorado o debemos hacer algo diferente’. He estado jugando en casa, pero tengo que ver si puedo manejar cinco días seguidos en campos desiguales, búnkers y demás. En casa puedo hacerlo bien, pero un torneo siempre es diferente”, explica el estadounidense.

Snedeker trata de evitar el paso por el quirófano y durante estos meses ha visitado a numerosos médicos y ha probado distintas terapias para evitar el dolor que proviene de un espolón óseo en su esternón. “Ha causado que la articulación se separe y se vuelva inestable. Me hace sentir como si tuviera el esternón roto”, confiesa.

No juega desde que terminara en novena posición en el US Open y 14º en el Travelers Championship. Intentó participar en el The Open Championship y el Wyndham Championship, dos de sus torneos favoritos, pero tuvo que retirarse. Y no tocó un palo durante casi 10 semanas.

El descanso fue la primera fase de su recuperación. Pero no es lo único que ha hecho. Ha modificado sus entrenamientos, su swing y hasta su dieta. Ha trabajado para fortalecer su pecho y darle más estabilidad a la articulación. Y se ha puesto en manos de John Tillery, conocido por su trabajo con Kevin Kisner, para modificar su posición y su giro con la idea de aliviar la presión sobre la zona.

Además, ha eliminado el azúcar y los carbohidratos de su alimentación como parte de una dieta antiinflamatoria. Un sacrificio importante para volver a disfrutar de su profesión: “Tengo algo de artritis e inflamación en la articulación. Es fastidioso y lo peor es que cuanto más uso le des a la zona, más empeora. Por desgracia, a ese punto llegué yo”.

Snedeker lamenta que su caso sea especial, porque este tipo de dolencias son más habituales en deportes de impacto como el fútbol o el motocross: “Nunca lo habían visto en un golfista”. Por suerte, no le inhibe de llevar a cabo una vida normal, pero las vibraciones a la hora de golpear la bola le causan dolor.

En un dolor intenso que va desapareciendo poco a poco. Pero no deja de impedirle realizar su juego. Por eso tiene tanto interés en ver cómo funciona estos días en el RSM Classic. Si todo va bien, confía en comenzar 2018 jugando el CareerBuilder Challenge de La Quinta, en California.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here