Inicio Grandes Circuitos PGA Tour Spieth nunca se había sentido tan incómodo en un campo de golf

Spieth nunca se había sentido tan incómodo en un campo de golf

Compartir
Jordan Spieth, en el Sony Open. © PGA Tour
Jordan Spieth, en el Sony Open. © PGA Tour

Jordan Spieth dijo en las horas previas al Sony Open, su primer torneo del año, que prefería no ponerse unas expectativas muy altas. Cuando un jugador dice algo así suele ser por dos razones, sobre todo cuando viene de cerrar un año no demasiado brillante, según sus estándares. Una: realmente entiende que su juego no está todavía para tirar cohetes. Y dos: cree que su juego está en el buen camino, pero prefiere ser conservador para no meterse más presión de la debida y, sobre todo, para centrarse mejor en el proceso y en el golpe a golpe.

Pues bien, si nos atenemos al resultado del texano en la primera ronda en el Waialae Country Club de Honolulu y a sus declaraciones posteriores hay que quedarse con la primera de las dos razones. Porque Spieth ha firmado un 73, tres sobre el par en el día, con un solo birdie en la tarjeta y unas estadísticas que describen por sí solas una jornada muy dura para el norteamericano en todas las parcelas del juego. De momento, en un campo donde los birdies florecen, se ha situado a cuatro golpes del corte provisional y a doce del líder, el canadiense Adam Svensson

El putter, que tanto le había enredado durante 2018, no parece haber sido el causante directo del pequeño estropicio. De hecho, y aunque no embocara ningún putt de media o larga distancia, su principal problema ha sido hallarse fuera de posición demasiadas veces. Tanto, que el jugador reconocía con honestidad al finalizar la ronda que nunca “se había sentido en una situación así antes” en un campo de golf. Y a la hora de explicar dicha situación también era muy claro: “es una situación en la que tienes que aceptar que no vas a estar bien cuando salgas a jugar, en la que estás sobre la bola y estás incómodo”.

“Estas son situaciones que uno debe vivir en su carrera y más pronto que tarde regresaré al buen camino”

Los números son concluyentes y reflejan con nitidez esas sensaciones: Spieth sólo cogía la mitad de las calles y cazaba la mitad de los greenes. Y, además, tampoco estaba nada brillante en las recuperaciones alrededor de green, sacando adelante poco más del cincuenta por ciento. Es cierto que luego también fallaba dos putts en torno al metro y medio, uno para birdie en un par 5 y otro para salvar el par, pero en realidad Jordan señalaba también que se había sentido razonablemente bien en los greenes, encontrando bien las líneas, aunque no embocara demasiado.

El texano, no obstante, trata de mostrarse paciente y ni siquiera descarta pasar el corte. “Estas son situaciones que uno debe vivir en su carrera y más pronto que tarde regresaré al buen camino. La idea es progresar cada día y me gustaría poder hacerlo durante el fin de semana, así que volveré mañana e intentaré jugar una buena ronda de cinco o seis menos para conseguirlo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here