Inicio Grandes Circuitos PGA Tour Tiger libra una batalla sin cuartel contra su cuerpo

Tiger libra una batalla sin cuartel contra su cuerpo

Compartir
Tiger Woods, en Atlanta © PGA Tour
Tiger Woods, en Atlanta © PGA Tour

Tiger Woods ha vuelto a Australia por primera vez desde el año 2011. Tras completar todos sus compromisos de juego para 2018, con el Hero World Challenge de Bahamas como estación final, el californiano ha participado en un curso intensivo infantil en el Royal Melbourne Golf Club, escenario de la Presidents Cup de 1998 y 2011 que volverá a acoger el torneo del 12 al 15 de diciembre del próximo año.

El Tigre se prepara para participar en el evento como capitán y jugador. Y este jueves ofrecerá una rueda de prensa en Southbank para promocionar el evento que disputan cada dos años los equipos estadounidense e internacional. Pero antes, ha hecho un breve repaso en el Herald Sun de su temporada recién finalizada, en la que ya recuperado de sus problemas de espalda y personales, volvió a saborear las mieles del triunfo, en el Tour Championship de Atlanta.

¿Se puede medir el rendimiento bajo presión? Hay quien ya está en ello…

“No me recupero tan pronto como antes”, reconoció Woods. “Ese es uno de mis desafíos, porque todavía sigo teniendo en mi mente la idea de que puedo jugar al golf o entrenar durante todo el día, y si lo hago, luego sufro las consecuencias durante varios días”, explicó.

“Ahí radica el verdadero desafío de ser un deportista de mayor edad que además ha pasado por numerosas operaciones. Fue una de las cosas más frustrantes para mí este año, no poder trabajar en todos los aspectos del juego en un mismo día. Tenía que elegir sólo uno, y luego dejar de jugar durante tres días”, detalló Tiger.

La broma de Tiger a Rahm durante la entrega del trofeo

Para el exnúmero 1 del mundo, saber manejar este cansancio es su principal reto: “Para mí, más que nada, se trata de poder recuperarme tras el esfuerzo de jugar 18 hoyos. No tengo tanta energía como antes para irme a correr cinco, seis o siete kilómetros después de cada ronda sólo para distraerme y despejar la mente, ya no funciona así”.

“Mi entusiasmo sigue ahí. Me encanta competir, me encanta jugar, me encanta ganar… Pero a veces, cuerpo y mente no van de la mano”, sentenció el californiano, que libra una batalla sin cuartel contra su cuerpo con el 2019 como próxima estación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here