Inicio Grandes Circuitos PGA Tour Wesley Bryan, de estrella de Youtube a ganador del PGA Tour
Famoso por sus vídeos de 'trick shots', ganó ayer el RBC Heritage

Wesley Bryan, de estrella de Youtube a ganador del PGA Tour

Compartir

Hace tres años, cuando Wesley Bryan, junto a su hermano George, decidió subir su primer vídeo a Youtube compartiendo uno de sus ya famosos golpes imposibles, difícilmente habría imaginado que llegaría a convertirse algún día en flamante ganador de un torneo del PGA Tour.

Los hermanos Bryan, hijos de un profesor de golf, tuvieron desde niños su particular campo de entrenamiento en la parte trasera de su casa. Allí, en Carolina del Sur, fue donde comenzaron a retarse mutuamente, inventando golpes inverosímiles y depurando su peculiar técnica con los palos en la mano.

Pero, lógicamente, nunca pensaron que la fama les llegaría de esa manera tan original. Más bien todo lo contrario. Siguieron el camino tradicional, pasándose a profesionales e intentando sin éxito conseguir la tarjeta de alguno de los circuitos más importantes en Estados Unidos.

En la primavera de 2014 vieron un vídeo en internet en el que dos adolescentes se pasaban uno a otro una bola de golf, golpeándola sin dejar que tocara el suelo. Ese vídeo se convirtió en viral en las redes sociales y los sitios web de deporte y encendió una bombilla en su cabeza. “¿Por qué no lo hacemos nosotros?”.

Dicho y hecho. Al contrario que los jóvenes del vídeo, que rodeados de decenas de bolas dejaban constancia de los muchos intentos que necesitaron para lograr el golpe definitivo, los Bryan Bros, como decidieron llamarse desde entonces, lograron grabar un golpe similar al segundo intento. Ahí nació su canal de Youtube.

En ese momento, George Bryan trabajaba como caddie y dando clases de golf. Y Wesley, casado nada más salir de la universidad, ejercía como asistente sanitario en la Universidad de Augusta. Pero su vida, siempre cercana al mundo del golf, dio un giro de 180 grados.

Su primer vídeo alcanzó rápidamente las 1000 visitas. Y el segundo, compartido en twitter por su amigo Rickie Fowler, comenzó a disparar su popularidad. Hasta el punto de comenzar a ver ese negocio como la forma más sencilla de recaudar dinero que les permitiera seguir jugando en busca de su sueño de ser golfistas profesionales.

Dos meses después de su primer vídeo, la ESPN compartió otra de sus genialidades en su web. Y las grandes marcas de productos relacionados con el golf, como Callaway o GoPro, no tardaron en ofrecerles colaboraciones para promocionar sus productos gracias al especial gancho que Wesley y George tenían entre los más jóvenes.

El año 2015 fue de auténtica locura para los hermanos Bryan, recorriendo medio mundo para grabar sus retos imposibles, en los que colaboraron golfistas del prestigio de Rory McIlroy. Pero de su cabeza nunca salió la idea de llegar algún día al PGA Tour. “Si somos capaces de darle así a la bola en movimiento, ¿cómo no vamos a poder controlarla estando parada?”, se preguntaban.

Así, hasta el otoño de 2015, en el que Wesley, con su hermano George como caddie, consiguió la tarjeta para el Web.com Tour en la Q-School. Una oportunidad de oro que ninguno de los dos parecía estar dispuesto a dejar escapar…

En 2016, su primer año en la ‘segunda división’ del PGA Tour, Wesley ganó tres torneos y se sacó la tarjeta para el circuito estadounidense en 2017. Este año fue cuarto en el Honda Classic, cuarto en el Genesis Open y este último fin de semana logró su primera victoria, en el RBC Heritage, catapultándose directamente entre los 50 mejores jugadores del mundo.

En apenas medio año en el PGA Tour acumula ganancias superiores a los dos millones de dólares. Y aunque ya no tiene tanto tiempo libre para demostrar su imaginación con los famosos trick shots, el canal de Youtube que gestiona junto a su hermano sigue en marcha, listo para sorprender en cualquier momento con alguno de sus golpes imposibles.