Inicio Grandes Circuitos Revisamos 869 torneos en busca de un matiz revelador

Revisamos 869 torneos en busca de un matiz revelador

Compartir
Sergio García celebra la victoria en el Qatar Masters de 2014, una de las excepciones de este estudio. © Golffile | Eoin Clarke
Sergio García celebra la victoria en el Qatar Masters de 2014, una de las excepciones de este estudio. © Golffile | Eoin Clarke

¿Hasta qué punto marca la primera jornada de un torneo el desarrollo del mismo? En el mundillo del golf profesional de élite, y por extensión en el pensamiento de la mayoría de aficionados, existe una idea que alcanza casi la categoría de axioma, según la cual el jueves puedes perder el torneo, pero difícilmente podrás ganarlo.

Este principio encierra desde luego muchas verdades, pero un estudio pormenorizado de los últimos diez años y medio de competición en los dos grandes circuitos, PGA Tour y European Tour (desde el inicio de la temporada 2007 y hasta el US Open de 2017), demuestra que el JUEVES, LA PRIMERA RONDA DE UN TORNEO, contrariamente a lo que se suele valorar, tiene un peso de absoluta y vital importancia a la hora de seleccionar los candidatos al triunfo. Dicho de otro modo, que incide directamente en el citado axioma: cuando se dice y se piensa que el jueves un jugador puede perder sus opciones de triunfo, en realidad no se es consciente de hasta qué punto es así…

No se es consciente realmente de hasta qué punto el jueves se puede perder un torneo

No ha sido un repaso somero, por encima: Tengolf ha analizado UN TOTAL DE 869 TORNEOS, uno por uno, la casi totalidad (*) de los que se han jugado en los últimos diez años y medio en ambos circuitos. La muestra es por tanto más que fiable a la hora de indicar tendencias y realidades.

Una charla con Olazábal marcó el inicio de este exhaustivo estudio. © Golffile | Eoin Clarke

La pequeña historia de este reportaje nace en una charla informal con José María Olazábal, hace unos meses. Se hablaba sobre la evolución del golf y sobre la salvaje igualdad y competitividad que impera hoy entre los profesionales de élite en el deporte de los catorce palos. Hubo un momento de dicha charla en el que Chema puso el foco en la primera jornada de los torneos como ejemplo significativo. Explicaba que él tenía la clara sensación de que en sus primeros años en el European Tour un buen jugador podía permitirse el lujo de tener un mal jueves y, de todos modos, todavía aspirar al triunfo en los últimos nueve hoyos del domingo; sin embargo, en el golf actual, y sin referirse sólo a su experiencia personal, sino a lo que palpaba en los torneos, tenía la clara sensación de que de un tiempo a esta parte resultaba de vital importancia comenzar muy fuerte el primer día de competición, incluso para los mejores jugadores del mundo.

Los datos de este profundo estudio no hacen otra cosa que confirmar las sensaciones del doble ganador del Masters, porque sus conclusiones arrojan, por encima de todo lo demás, un dato tumbativo: SI AL FINALIZAR LA JORNADA DEL JUEVES ESTÁS FUERA DEL TOP-25 DE LA CLASIFICACIÓN, TUS OPCIONES DE VICTORIA HAN QUEDADO REDUCIDAS A LA MÍNIMA EXPRESIÓN.

SI AL FINALIZAR LA JORNADA DEL JUEVES ESTÁS FUERA DEL TOP-25 DE LA CLASIFICACIÓN, TUS OPCIONES DE VICTORIA HAN QUEDADO REDUCIDAS A LA MÍNIMA EXPRESIÓN

Es lógico, casi obvio, concluir que los mejor colocados desde el inicio tienen más opciones de ganar, pero el matiz que se introduce con este estudio es que REALMENTE NO SE TIENE CONCIENCIA DE HASTA QUÉ PUNTO. Cuando se pregunta a cualquier jugador, caddie, analista o aficionado, qué tanto por ciento de GANADORES DE TORNEOS cree marchaban en el top-ten o el top-25 después de la primera jornada, la respuesta se queda prácticamente en todos los casos muy por debajo de la realidad. Un torneo de golf, al final, más que una maratón o una carrera de fondo (“esto es muy largo…”, suele escucharse el jueves por la noche) resulta que es mucho más una carrera de medio fondo…

Un torneo de golf, más que una maratón o una carrera de fondo, es una carrera de medio fondo

VAYAMOS, ASÍ PUES, CON LOS DATOS PUROS Y DUROS:

1. Los 869 torneos que se han analizado uno por uno abarcan desde el inicio de la temporada 2007 en los dos grandes circuitos hasta el US Open de 2017 y se dividen en 413 del calendario regular del European Tour, 385 del calendario regular del PGA Tour, 42 Grandes y 29 World Golf Championship (lógicamente el WGC Match Play no entra en el estudio).

Torneos analizados: 869 (413 del European Tour, 385 del PGA Tour, 42 Grandes y 29 WGC)

2. De estos 869 torneos, en algo más del SESENTA POR CIENTO de los casos (60,06 %), el ganador salió de entre quienes estaban situados en el top-ten de la primera jornada (ocurrió en 522 torneos de los 869). En seis de cada diez torneos de los dos grandes circuitos, por tanto, ha sido ‘necesario’ comenzar entre los diez primeros para ganar.

El 80,43 por ciento de los ganadores estaba en el top 25 después de la primera jornada

3. De estos 869 torneos, en más de un OCHENTA POR CIENTO de los casos (80,43%) el ganador salió del top-25 de la primera jornada (ocurrió en 699 de los 869 torneos). En Tengolf consideramos que este es el dato más relevante o clarificador.

Visto de otro modo sobre el que apenas se tiene conciencia: si el jueves no estás metido en el top-25, tus opciones de victoria han quedado estadísticamente anuladas en ocho de cada diez torneos, hasta el punto que hay que considerar prácticamente excepcional la victoria de alguien que haya comenzado el jueves más allá del top-25.

Grandes y WGC

4. Cuando separamos los Grandes y los WGC del resto, las cifras son todavía más sorprendentes, o exigentes, si se quiere ver así. Mucha atención, por tanto, porque estamos a las puertas del Open Championship en Royal Birkdale…

– En los 42 Grandes que se han disputado en estos diez años y medio el 73,80 % de los ganadores (31 de 42) se situaba en el top-ten del torneo después de la primera jornada. Brutal.

– Y aún hay más, abróchense los cinturones: el 90,47 por ciento de los ganadores (38 de 42) se situaban dentro del top-25 al finalizar la primera jornada. Dicho de otro modo, si estás jugando un Grande y estás fuera del del top-25 después del jueves, tus opciones de triunfo casi han sido laminadas…

En los últimos once Masters el ganador estaba en el top ten tras la primera jornada

En el Masters las cifras resultan aún más impactantes: en las últimas once ediciones (todas las que se han disputado en el periodo estudiado) el ganador se encontraba dentro del top-ten tras la primera jornada.

Brandt Snedeker es una de las excepciones que confirman la regla. Eoin Clarke | Golffile

5. En uno de cada tres torneos (33,94% de los 869 casos) el ganador sale del top-3 establecido en la primera jornada. Un porcentaje realmente impresionante que ‘cierra’ muchas puertas al resto.

Ni siquiera en DOS DE CADA CIEN torneos el ganador estaba situado más allá del puesto 80º tras la primera jornada

6. Aunque aún más impresiona conocer este dato, para aquellos que piensen que las remontadas épicas son habituales: ni siquiera en DOS DE CADA CIEN torneos el ganador estaba situado más allá del puesto 80º tras la primera jornada. De los 869 torneos revisados de los últimos diez años y medio, sólo en 17 casos (tan solo el 1,95 % del total) se dio esta circunstancia. Por su carácter excepcional, los transcribimos uno a uno:

Remontadas excepcionales

Brandt Snedeker marchaba en el puesto 80º tras la primera jornada cuando ganó el Wyndham en 2007.

Steve Stricker (80º). John Deere 2009.

Anirban Lahiri (80º) Indian Open 2015.

Justin Rose (83º) Quicken Loans 2014.

Fabrizio Zanotti (85º) BMW International 2014.

Fabrizio Zanotti celebra su victoria en el BMW International en 2014. © Golffile | David Lloyd
Fabrizio Zanotti celebra su victoria en el BMW International en 2014. © Golffile | David Lloyd

Anders Hansen (90º) Wentworth 2007.

Brandt Snedeker (90º) Farmers 2016.

Jason Day (95º) Farmers 2015.

Andy Sullivan (98º) Joburg Open 2015.

Carl Pettersson (100º) Canadian Open 2010.

Jordan Spieth (101º) John Deere 2015.

Cody Gribble (101º) Sanderson Farms 2016.

Anthony Kang (104º) Maybank 2009.

David Dixon (105º) St. Omer 2008.

Troy Matteson (106º) Frys.com Open 2009.

Anders Hansen (109º) Joburg Open 2009.

Mark Calcavecchia (112º) PODS Championship 2007.

Sólo Snedeker y Hansen han remontado para ganar en dos ocasiones empezando más allá del puesto 80º

Como se ve, en esta exclusiva relación sólo dos hombres repiten, son Brandt Snedeker y Anders Hansen. Algo tendrán… Además, hay tres torneos que repiten: Farmers y Joburg, que se disputan en dos recorridos distintos y en los que por tanto es más sencillo que se den diferencias en la primera jornada, y el John Deere.

7. Abramos un poco más el foco: tan sólo en 35 de los 869 torneos el ganador estaba situado entre el puesto 50º y el 79º, lo que arroja un exiguo porcentaje del 6,21. En definitiva, tan solo en un 8,16 % de los casos el ganador del torneo estaba situado en el puesto 50º o más allá en la primera jornada de estos 869 torneos. Es una situación, además, que no se ha dado en ningún Grande ni WGC (la mayor remontada desde 2007 tuvo lugar en el PGA de 2009, cuando Y. E. Yang comenzó el jueves en el puesto 45º).

Sólo en un 8,16 % de los casos el ganador del torneo estaba situado en el puesto 50º o más allá en la primera jornada

8. En los World Golf Championship, donde el field es más reducido y no hay corte, el asunto es aún más exagerado que en los Grandes. Una vez revisados los 29 que se han jugado desde 2007, sin contar obviamente con el Match Play, observamos que en 22 casos el ganador salió del top ten de la primera jornada (un abultado 75,86% del total), y en 28 de los 29 casos el ganador estaba en el top-25 del jueves, o lo que es lo mismo, en un 96,55 % de los casos (tan solo una vez no ocurrió en diez años y medio, que fue cuando Hunter Mahan ganó el Bridgestone en 2010 después de comenzar en el puesto 37º el jueves). Es cierto que el top-25 en un WGC puede suponer más de un tercio del field completo, pero el porcentaje no deja de ser monstruoso.

En 28 de los 29 WGC analizados el ganador estaba en el top 25 tras la primera ronda

9. Fuera de los Grandes y los WGC, los porcentajes varían sensiblemente entre el European Tour y el PGA Tour, aunque son bastante parecidos. De los 413 torneos del calendario regular del European Tour analizados, en 251 casos el ganador estaba en el top ten tras la primera jornada (60,77 %), porcentaje que desciende al 58,77% en el PGA Tour (218 casos de los 385 torneos del calendario regular revisados). En el European Tour, además, el 81,59 por ciento de las veces (337 de los 413 torneos) el ganador estaba en el top-25 el jueves, mientras que este porcentaje disminuye hasta el 76,88 % en el PGA Tour (296 de los 385 torneos).

10. Por último, reseñar que en las 43 victorias de jugadores españoles que se han dado desde 2007 al US Open de 2017, la mayor remontada fue la protagonizada por Jon Rahm en el Farmers de 2017, donde comenzó en la 77ª posición el jueves. Estas son las cinco mayores remontadas de los españoles en estos diez años y medio, aquellas en las que el ganador vino desde más allá del puesto 50º en la primera jornada:

Sergio García marchaba en el puesto 60º tras la primera jornada cuando ganó en Qatar 2014.

Rafa Cabrera Bello (61º), Austria 2009.

Álvaro Quirós (65º), Dubai Desert Classic 2011.

Álvaro Quirós (75º), Alfred Dunhill 2007 (perteneciente a la temporada 2007 del European Tour, aunque se jugó a finales de 2006).

Jon Rahm ha firmado una de las remontadas del año en el Farmers. © Golffile | Eoin Clarke
Jon Rahm ha firmado una de las remontadas del año en el Farmers. © Golffile | Eoin Clarke

Jon Rahm (77º), Farmers 2017, torneo en el que Rahm jugó el jueves en el South course de Torrey Pines, sin duda alguna el más complicado de los dos, por lo que es cierto que las diferencias se miden mejor al cabo de las dos primeras jornadas, cuando todo el field ha pasado por los dos campos.

La Armada tiene una capacidad de remontada mayor de la media

La Armada, así pues, tiene una capacidad de remontada mayor que la media, pues en un 11,62 % de sus 43 victorias en este periodo vino remontando desde más allá del puesto 50º en la primera jornada, frente al 8,16 % que habíamos establecido en el total de los 869 torneos analizados. Aunque pueda parecer poca la diferencia, sí resulta significativa en clave de porcentajes y ante una muestra tan grande.

(*) Hay algunos torneos, sobre todo del PGA Tour, en los que no hemos podido consultar los resultados, aunque en realidad el porcentaje es ínfimo: se ha revisado más de un 95 por ciento del total de los torneos disputados en los dos grandes circuitos desde el inicio de la temporada 2007 hasta el US Open de 2017.

2 COMENTARIOS

  1. Que vaya por delante que me encanta el artículo. Ya se que suena un poco friki, pero ¿habéis pasado estos resultados por un especialista en estadística para que corrobore que son porcentajes significativos?, estadisticamente hablando. ¿Se podrían sacar más conclusiones del estilo de cual es el puesto óptimo para ganar un torneo, o el hacer el mismo análisis para un top three?. ¿Y hacer el análisis al reves, sual es la probabilidad de ganar o hacer top three si un jugador está en el top ten, top 25 el jueves? Gracias

Comments are closed.