Inicio Masters de Augusta Masters de Augusta 2018 Lo que Jon aprendió este domingo y su próximo desafío

Lo que Jon aprendió este domingo y su próximo desafío

Compartir
Jon Rahm analiza su última ronda en Augusta y su actuación en el Masters.
Jon Rahm analiza su última ronda en Augusta y su actuación en el Masters.

Jon Rahm ha dado esta semana un paso adelante en su carrera. Se puede decir sin vacilar que ayer domingo por la noche ya era un poco (o bastante) mejor jugador de lo que ya de por sí era cuando aterrizó la semana anterior en Augusta. Jon se demostró a sí un asunto que aún tenía pendiente. Comprobó que cuando llegue la hora de ganar un grande no le va a temblar el pulso. Le podrán salir mejor o peor las cosas, pero no será por determinación, convicción o seguridad.

CRÓNICA: No harían mal en tomarle a Jon las medidas de la chaqueta…

Rahm admite que el golpe al agua del hoyo 15 fue muy doloroso, pero hace la lectura positiva. Se sintió cómodo y afronta ya nuevos retos. Explica qué es lo que ha aprendido esta semana, lo que se ha demostrado, y anuncia cuál es su próximo objetivo en los grandes.

“Es una pena, una gran pena, porque he jugado muy bien los tres últimos días y ha sido un golpe, ese golpe, donde yo siento que hice un swing perfecto, el que acabó en el agua”

El golpe del hoyo 15 y el balance de la última jornada… “No hay muchas cosas malas de las que hablar. Lo único diría que ha sido el segundo golpe en el hoyo 15. Es una pena, una gran pena porque he jugado muy bien los tres últimos días y ha sido un golpe, ese golpe, donde yo siento que hice un swing perfecto, el que acabó en el agua. Es muy doloroso. Realmente diría que son dos, el segundo del 13 ayer y el segundo hoy en el 15. Además, creo que he competido muy bien, he jugado un buen golf y me he dado muchas oportunidades. Me encantaría haber hecho un par de putts más, pero esto es lo que hay. Está muy claro que es muy difícil ganar un major”.

Patrick Reed: Cuando la garra y la épica se visten de Verde

“Es la primera vez que llego a los últimos hoyos con opciones de ganar un grande y no entré en pánico, no tuve miedo, y eso es algo que quería saber de mí

Lo que se demostró a sí mismo en los últimos nueve de Augusta… “Es la primera vez que llego a los últimos hoyos con opciones de ganar un grande y no entré en pánico, no tuve miedo, y eso es algo que quería saber de mí. Una cosa es ganar un torneo del PGA Tour y otra muy distinta ganar un major. Pero me sentí muy cómodo. Me encantó la situación, me encantó estar en esa pelea. Ojalá la próxima vez que llegue a esta situación sea yo quien lidere el torneo y así puede tener y aprender de otra experiencia. Por suerte, creo que he demostrado que aprendo rápido y sigue aprendiendo y aprendiendo. Aprendí de mis errores el año pasado y aprenderé de nuevo de los errores de este año. Espero el próximo año tener una buena actuación aquí y tener otro opción de ganar un grande este año”.