Inicio PGA Championship PGA Championship 2018 Del maldito PGA al Giro, Indurain y el Mortirolo

Del maldito PGA al Giro, Indurain y el Mortirolo

Compartir
Miguel Indurain.
Miguel Indurain.

Han pasado diez años desde aquel segundo puesto de Sergio García en el PGA Championship de 2008 (Oakland Hills), en el que luchó hasta el mismísimo hoyo 72 por el triunfo. Desde entonces, este Grande ha recuperado y acentuado su cualidad de maldito para el golf español. El año pasado sólo un español pasó el corte, Jon Rahm, y acabó 58º; en 2016, más de lo mismo: sólo Cabrera Bello pasaba el corte y finalizaba 49º; algo muy similar a lo acaecido en 2015, cuando el único que pasaba el corte era Sergio y terminaba 54º…

La leyenda ‘Hoosier’ tiene motivos para estar emocionado

De hecho, desde que Sergio firmara aquel segundo puesto en 2008 no ha vuelto a darse un top ten español en la última década en este torneo. El PGA no le entra por el ojo a la Armada: en toda la historia de este ‘major’ el golf español sólo suma nueve top-ten, una cifra irrisoria comparada con los demás grandes. Sergio es el mejor de los nuestros en este torneo, con dos segundos puestos (1999 y 2008), un tercero (2006) y un décimo (2002). Ni siquiera Seve llegó a firmar algún top-3, aunque acabara 5º en 1984 y 10º en 1987. Olazábal aporta dos top ten más (fue 7º en 1994 y 4º en 2000) y Jiménez uno más (10º en 1999, aquel año mágico de Medinah, sin duda el más propicio para el golf español en el PGA).

Rahm trata de ajustar el juego a su ‘nuevo cuerpo’

Sólo desde 2008 en el Masters se han cosechado cinco puestos entre los diez primeros, con victoria incluida; en el US Open cayeron en este periodo otros cinco top ten más; y seis en el British, con un segundo puesto incluido (Sergio, Royal Liverpool, 2014). En total, 16 top ten en la última década obtenidos por cinco jugadores distintos en los demás ‘majors’, con Sergio y Jiménez llevando la voz cantante y con aportaciones valiosas y puntuales de Gonzalo Fernández Castaño, Rafa Cabera Bello y Jon Rahm.

Otaegui, como buen Pirata, debería tatuarse el número 64

Es como si el mes de agosto cogiera casi siempre con el pie cambiado a los mejores jugadores españoles. Ni ellos mismos, en todo caso, son capaces de armar una explicación más o menos objetiva y lógica que arroje luz a esta maldición. Es muy cierto que ningún chaval, proyecto o no de estrella, ha soñado nunca en un putting green español con embocar el putt decisivo para ganar un PGA… Quizá sólo haga falta la definitiva aparición de un pionero ganador para animar y ‘calentar’ el ciclotímico y genial carácter del deportista individual español, aunque Sergio García ya echara una mano en este sentido, estando como estuvo dos veces muy cerca de ganarlo y dejando en la memoria épica colectiva aquel disparo icónico desde detrás de un árbol en el hoyo 16 de Medinah.

Rafa, entre los veinte que han pasado el corte en los tres primeros Grandes

Existe un ejemplo en la historia del deporte español que refuerza esta idea de alguna manera, el que aportó Miguel Indurain en el Giro de Italia. Antes de que el navarro ganara dos veces consecutivas la ronda italiana (1992 y 1993) el historial del ciclismo español en aquella prueba era poco menos que un erial. En las 72 ediciones anteriores sólo se contabilizaban tres podios, el tercer puesto de Antonio Suárez en 1961, el segundo de José Manuel Fuente, el Tarangu, en 1972, y el tercero de Francisco Galdós aquel mismo año, en el que ambos escoltaron en el cajón a Eddy Merckx. A partir de la explosión de Indurain, sin embargo, y en las 25 ediciones del Giro disputadas desde entonces, se han multiplicado allí los éxitos del ciclismo español, comenzando por las dos victorias de Alberto Contador en 2008 y 2015 (en 2011 el de Pinto también finalizaba primero, pero posteriormente el resultado fue anulado por dopaje) y siguiendo por otros cinco segundos puestos y cinco terceros obtenidos por hasta nueve corredores distintos (Olano, Unai Osa, Gutiérrez, Sastre, David Arroyo, Purito, Landa y Valverde, además del propio Miguelón).

PGA Championship: horarios y cómo ver en directo por televisión

Indurain, además de demostrar que era posible, que se podía preparar y ganar el Giro sin renunciar al Tour, había metido el Mortirolo en el salón de nuestras casas y grabado sus empinadas cuestas en los sueños calenturientos de las siguientes generaciones.

Veremos también cómo van las cosas en el PGA con el cambio de fecha al mes de mayo, a partir de 2019, aunque todavía hay una oportunidad de resarcirse en el tórrido agosto, la que se le ofrece a Sergio, Jon, Rafa, Jorge y Adrián esta semana en el Bellerive Country Club de St. Louis. En unas horas ya estarán pedaleando…

Siga aquí los resultados en directo

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here