Inicio PGA Championship PGA Championship 2019 Dustin Johnson, el viento y un segundo puesto que le refuerza

Dustin Johnson, el viento y un segundo puesto que le refuerza

Compartir
Dustin Johnson © Golffile | Fran Caffrey
Dustin Johnson © Golffile | Fran Caffrey

En cualquier otra circunstancia, se hablaría de él como el gran derrotado del PGA Championship. Pero lo cierto es que Dustin Johnson sale de Bethpage Black con la confianza por las nubes, después de protagonizar una remontada en la última ronda que se quedó a un paso de ser histórica.

El ya exnúmero 1 del mundo comprometió al máximo a Brooks Koepka y se plantó a tres hoyos del final con un solo golpe de desventaja, tras partir el domingo siete abajo. Sólo el fuerte viento que sopló ayer en el complejo recorrido de Long Island le privó de completar la gesta.

“No estaba jugando con Koepka, así que no estaba muy pendiente. Pero sabía que si tenía un buen comienzo, tal vez podría meterle algo de presión, y lo hice. Sólo fallé en los tres últimos hoyos, donde tuvimos el viento más fuerte de toda la semana en el torneo. Cogí la calle del 16 y después del segundo golpe, que creo que también fue bueno, mi bola no sé por qué sobrevoló el green y se fue lejos. Ahí ya supe que necesitaría al menos un birdie en alguno de los dos últimos hoyos…”, reconoció Dustin nada más finalizar su ronda.

Los gritos a favor de DJ ayudaron a Koepka a recuperar el pulso

En cualquier caso, el de Carolina del Sur fue el único jugador capaz de hacer resultados bajo par en las cuatro rondas del PGA Championship: “Sí, estoy muy satisfecho con mi juego. Creo que ha sido bastante bueno todo el año. Y esta semana, en especial, sobre todo de tee a green. Por desgracia, los tres primeros días no estuve fino con el putter… Pero bueno, todavía nos quedan muchos grandes torneos este año”.

Además, Dustin se lleva de Bethpage el cariño de los neoyorquinos, que cuando las cosas se igualaron en la clasificación, abandonaron el partido de Koepka para animarle y seguir el suyo: “Sí, la verdad es que no puedo pedirle más a la gente. Estuvieron a mi lado, tirando de mí. Fue muy divertido. Me lo pasé realmente bien, incluso con las condiciones difíciles de juego”.