Inicio Grandes Circuitos Lluvia y frío para recibir a Tiger Woods en Bethpage Black

Lluvia y frío para recibir a Tiger Woods en Bethpage Black

Compartir
Tiger Woods y su caddie © PGA Championship
Tiger Woods y su caddie © PGA Championship

Tiger Woods llegó esta mañana a Bethpage Black, sede del PGA Championship que se disputa esta semana, antes de que el reloj marcara las 8.00 hora local. En su agenda del día, completar una ronda de prácticas para afrontar con mayores garantías el que será su primer torneo desde que ganó el Masters, hace un mes.

Pero a su llegada al campo de Long Island se encontró con bajas temperaturas y lluvia. Unas condiciones difíciles para preparar la edición 101ª del torneo, se celebra en un espectacular y complicado recorrido que ya fue sede del US Open en los años 2002 y 2009, y que recibe ahora al PGA Championship tras su cambio de fechas.

Justin Thomas se cae del PGA Championship por una lesión de muñeca

El Tigre lucía un gorro de esquí por encima de su habitual gorra de golf y no dudó en comentar la “buena decisión” que había tomado al visitar Bethpage la semana pasada, tras comprobar que hasta el miércoles se esperan unas condiciones climatológicas adversas, similares a las de hoy, pero que el jueves las previsiones cambian.

“Viendo los pronósticos, creo que fue muy importante jugar aquí la semana pasada”, dijo Joe LaCava, caddie de Tiger. “Nos encontramos con un clima más cálido, el que con suerte nos esperará a partir del jueves, así que fue estupendo porque tenemos ya una idea bastante amplia del campo y las caídas. Trabajamos mucho en los greenes”, añadió.

Lucha titánica a cinco bandas en Bethpage por el Número 1 mundial

La ronda de prácticas de unas cinco horas de duración que Tiger jugó la semana pasada, con Bethpage prácticamente vacío, fue la primera que el californiano completaba en el famoso campo neoyorquino desde el año 2012, cuando se celebró en este mismo escenario el The Barclays, torneo de los playoffs de la FedEx Cup.

Woods ganó el US Open en este mismo recorrido en el año 2012 y fue sexto en la edición del 2009, a cuatro golpes del campeón, Lucas Glover. Por sexta vez en su carrera, el Tigre llegará a un major sin haber jugado un solo torneo oficial desde el major anterior. La última vez que lo hizo fue en el The Open del 2013, para terminar sexto. Y sólo dos veces fue por decisión propia, las otras cuatro las causaron enfermedades o lesiones.

Las cifras que sitúan a Koepka como el gran rival de Tiger en el PGA

Tiger no jugó prácticamente nada desde que ganó el Masters, a mediados del pasado mes, hasta el día 27 de abril. Y en lugar de decantarse por disputar el Wells Fargo Championship, prefirió practicar en su casa. Una decisión que su caddie entiende como acertada dadas las circunstancias.

“Estar bien descansado es más importante que cualquier otra cosa”, dijo LaCava. “Ganar el Masters desgastó mucho a Tiger. No creo que jugar otro torneo hubiera sido un gran contratiempo, pero le habría costado. Así que creo que hizo bien no compitiendo, cuando estás cansado no hay necesidad de jugar”, añadió.

Durante su ronda de prácticas de la semana pasada Tiger y LaCava tuvieron tiempo de analizar varios detalles interesantes de Bethpage, un par 70 de más de 7.450 yardas. Por ejemplo, tomaron nota del par 4 del hoy 7, que normalmente se juega como par 5, pero que en el torneo exigirá cuatro golpes para completar sus 524 yardas. En su entrenamiento, después de un buen drive, a Tiger le faltaron casi 260 yardas para llegar al green, y se quedó corto luego con una madera 5.

“A Tiger le veo bien, la verdad. Eso es lo más importante considerando las condiciones de juego. Está manejando bien el drive y no está teniendo problemas en el juego corto. En realidad sólo pudimos hacer una ronda de prácticas, pero en mi opinión su juego fue bastante sólido”, finalizo LaCava. Desde este jueves podrá demostrarlo compartiendo las dos primeras rondas con Brooks Koepka y Francesco Molinari.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here