Inicio PGA Championship PGA Championship 2019 Los gritos a favor de DJ ayudaron a Koepka a recuperar el...

Los gritos a favor de DJ ayudaron a Koepka a recuperar el pulso

Compartir
Brooks Koepka © Golffile | Ken Murray
Brooks Koepka © Golffile | Ken Murray

La última ronda del PGA Championship, que se presentaba como un paseo triunfal para Brooks Koepka, terminó poniéndole a prueba después de una serie de cuatro bogeys consecutivos, entre el hoyo 11 y el 14, que redujeron a un solo golpe su ventaja con Dustin Johnson. Pero fue ahí cuando el golfista de West Palm Beach logró templar los nervios ayudado, curiosamente, por los gritos de ánimo del público neoyorquino a su rival.

“Lo que pasó entre el hoyo 11 y el 14 fue curioso. Pero cuando la gente empezó a cantar ‘DJ’ en el 14, en realidad, me ayudó. Me sirvió para reenfocar mi objetivo y empezar a jugar otra vez en el 15. Sinceramente, creo que fue lo mejor que me podía haber ocurrido. Fueron momentos muy estresantes, lo fue la última hora y media de la ronda, así que fue por eso por lo que suspiré de alivio nada más ganar”, reconoció Koepka.

Koepka sufre como hombre para seguir ganando como un semidiós

“Sabía que tenía un golpe de ventaja en ese momento. Pero cuando llegué a la calle del 15, vi que DJ había hecho bogey y volvía a tener dos, así que me calmé. Tenía el liderato, estaba bien, me empecé a sentir como siempre y volví a empezar a disfrutar de mi juego, comprendiendo que tal vez sólo podría hacer pares y que el campo no iba a permitir muchos birdies más”, añadió.

Rickie Fowler, uno de los jugadores que mejor le conoce, dijo que nunca había visto tan nervioso a Koepka como en ese momento. Pero Brooks lo vio de otra manera: “En realidad no estaba nervioso, pero sí es verdad que entré en ‘shock’. No entendía lo que estaba pasando. En el 14, por ejemplo, tenía 150 yardas hasta el hoyo y mi bola terminó lejísimos. Sentía que había hecho un buen swing, pero no sé bien por qué era como si me hubiera quedado atrapado en un tren de bogeys. Y tampoco estaba teniendo acierto con el putter. Ni recuerdo la última vez que hice cuatro bogeys seguidos. Pero era cuestión de reiniciar la mente, nada más”.

Brooks recupera el Número 1 y otros datos inhumanos de su triunfo

Koepka, incluso, desveló que se había percatado del momento en que Dustin Johnson falló su putt del 16: “Pude verlo, cuando sales del tee del 15, puedes ver el green del 16, y justo cuando estábamos caminando vi que tenía un putt y escuche el ‘ohhh’ de la gente, así que supe que lo había fallado”.

En cuanto a lo vivido con la afición neoyorquina, Koepka reconoció que no es algo que le pillara por sorpresa: “Es Nueva York, es lo que se espera cuando estás medio ‘ahogándote’. No me decepcionaron los gritos. Yo creo que he sido amable con la gente, pero cuando fallas en cuatro hoyos seguidos parece que vas a perder, y sé cómo van las cosas en los eventos deportivos de Nueva York. Al contrario, como digo creo que me ayudó y luego escuché aplausos”.