Inicio Grandes Circuitos Sergio, en busca del compromiso

Sergio, en busca del compromiso

Compartir
Sergio García, hoy en Erin Hills. © USGA
Sergio García, hoy en Erin Hills. © USGA

A día de hoy es el valor, la virtud, que más importancia tiene para Sergio García cuando se trata de salir a competir en una ronda de golf: el compromiso. Una vez digerida y bien analizada la semana de Augusta, el campeón español entiende que aquella fue la clave de su éxito en el Masters: el compromiso. ¿A qué se refiere exactamente García cuando habla de compromiso? A varias cosas. En primer lugar, a la fe en uno mismo; y a la creencia en que, una vez  tomada una decisión, este y no otro es el golpe que hay que dar; y a la creencia asimismo en que tiene la habilidad para producir dicho golpe. Por otra parte, entiende que el compromiso es también la capacidad de “no preocuparte con lo que va ocurriendo, sólo pensar en que hay que seguir, en el siguiente golpe”, explica el de Borriol, que añade: “en este sentido la semana del Masters fue perfecta”.

Sin embargo, en las últimas semanas de competición Sergio no ha conseguido llegar a instalarse en esa burbuja. “No sé por qué, pero es cierto, es algo que me ha faltado en los últimos torneos. Quiero recuperarlo y la idea es conseguirlo antes de pinchar la bola el jueves en el tee del hoyo 1”.

Al respecto, hay algo que puntualizar muy interesante. Sergio reconoce que no se siente todavía justo en ese punto mental, o emocional, que le gustaría, pero lo hace sin preocupación, sin torcer el gesto, convencido al fin y al cabo de que aún dispone de margen en estos días para alcanzarlo y de que ese es el gran objetivo. El matiz, nadie lo dude, tiene su importancia. El jugador español llegaba hoy con ganas de jugar Erin Hills (en principio hará 18 hoyos este martes y otros 18 el miércoles). De entrada, le gusta lo que ha visto y lo que ha oído, el tipo de escenario. Y se presentaba en la sala de prensa vestido de verde Augusta, aunque entre sonrisas asegurara que ha sido pura casualidad, que podía haber elegido otro color…

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here