Inicio US Open US Open 2018 Las dos cosas que Tiger nunca olvidará de Shinnecock Hills

Las dos cosas que Tiger nunca olvidará de Shinnecock Hills

Compartir
Tiger Woods, en Shinnecock. Copyright USGA/Chris Keane
Tiger Woods, en Shinnecock. Copyright USGA/Chris Keane

Hace diez años que Tiger Woods ganó su último US Open, que fue también y hasta la fecha su última victoria en un ‘major’. Esta semana, en Shinnecock Hills, no son pocos los que aguardan el retorno del gran campeón.

En este año 2018 ya ha mostrado que es capaz de estar arriba, de encadenar hoyos con un juego fantástico, de pegar hierros al nivel de sus mejores tiempos e, incluso, de andar mejor que nunca desde el tee con las maderas en la mano… Sin embargo, a la hora de la verdad, bien fuera por un rendimiento pobre con el putter, bien fuera el acierto de los rivales, o por cualquier otro imponderable, el caso es que Tiger aún no se ha reencontrado con el triunfo. Quizá sea esta semana. Shinnecock Hills no puede catalogarse en ningún caso como una de sus plazas favoritas, pero no es un lugar cualquiera en la trayectoria del gran campeón, porque en el recorrido de Southampton ocurrieron al menos dos cosas que nunca olvidará…

Tiger Woods disputó en Shinnecock Hills el primer US Open de su vida, aún como amateur

La primera es que fue en este campo de Long Island donde Woods disputó, todavía como amateur, su primer US Open, con apenas 19 años (en la edición de 1995). Y la segunda es que aquel fue el único Grande en su trayectoria en el que tuvo que retirarse lesionado mientras jugaba una ronda.

Tiger abrió en la primera vuelta con un 74 decente que le llevó hasta el puesto 82º. En la segunda jornada, sin embargo, pegando un wedge en el hoyo 3 desde el denso y profundo rough, sintió un pellizco en una muñeca. En el hoyo 5 el asunto se agravó, pegando de nuevo desde el rough y, acto seguido, tras dar el golpe de salida en el hoyo 6, decidió retirarse…

Nueve años más tarde, en la edición de 2004, de nuevo en Shinnecock Hills, finalizaría en una aseada 17ª posición, aunque en ningún momento llegó a sentirse protagonista ni a estar cerca de la cabeza.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here